El síndrome de adicción a las redes sociales

Cada día más de 500 millones de personas dicen “Me gusta” en Facebook y se producen unos 340 millones de Tweets en Twitter. Trescientos cincuenta millones de usuarios de las redes sociales sufren el llamado síndrome adictivo a Facebook. (Ver fuente de la noticia).

desconecta

La Universidad de Chicago estudia la adicción a las redes sociales y lo compara con la adicción a la nicotina y al alcohol. Los expertos dicen que existen distintos síntomas, entre ellos: (1) pasar más de cinco horas al día en redes sociales, (2) tener síndrome de abstinencia si los sitios web no están disponibles o su tiempo de respuesta es bajo.

Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte han encontrado que un retweet de Twitter o un “Me gusta” de Facebook puede liberar dopamina en el cerebro (hormona y neurotransmisor vinculada con los estados de ánimo). Han deducido que la ausencia de “Me gusta” puede dar lugar a celos y/o a ansiedad.

El Dr. Richard Graham, psiquiatra, Tavistock & Portman NHS Clinic (Inglaterra) dice que las chicas adolescentes son las más susceptibles a la adicción.

Se dejan de hacer cosas necesarias en la vida, incluyendo los cuidados más básicos. Retrasan los horarios de las comidas, dejan de comer y de beber, se acuestan tarde y tienen problemas de insomnio, faltan a las citas, llegan tarde al trabajo o al colegio … (Dr. Richard Graham)

Ni que decir tiene que nuestra familia es, para nosotros, el negocio más importante y que no se nos van a caer los palos del sombrajo (esta expresión la he leído en algún libro) por estar detrás de esa hija, o de ese hijo, o de los dos, para que controlen, un poco más, el tiempo que le dedica a internet.

Nunca pienses que has llegado tarde, ni porque sientas que estas cosas te han pillado un poco mayor, ni porque veas que ese hijo ya no tiene solución. Nunca pienses eso.

Una retirada nuestra en ese frente equivale a desertar cobardemente de esta realidad. Y para ello no hace falta ser un experto en redes sociales ni en internet, basta con acercarnos a nuestro hijo y sugerirle que se ponga, él mismo, un tiempo límite y que te lo diga. Esto funciona, te lo digo por experiencia.

Una receta que nos puede ayudar: Aplica el sentido común y acertarás.

 

3 pensamientos en “El síndrome de adicción a las redes sociales”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s