¡Compórtate, Te juegas mucho!

ComportateHace unos años leí el libro ¡Compórtate! de Antonio Crespillo y Benigno Sáez. Este libro expone, de forma amena, algunas normas básicas de educación y comportamiento social. Como dice en el prólogo, los buenos modales no son otra cosa que el respeto por la persona, por cada persona, sin distinción de clase o condición social. Trata un gran número de normas y recomendaciones, por lo que el libro resulta muy completo.

Hoy en día, tenemos que trasladar esas “reglas de comportamiento y urbanidad”, ese modo de comportarse a internet. En internet a estas normas “no escritas” se les llama Netiqueta.

En este entorno digital emisor y receptor son “personas de carne y hueso” mientras que el medio es virtual. Por regla general, los mensajes enviados por el emisor van dirigidos a una comunidad. No se puede caer en el error de pensar que uno está refugiado detrás de un dispositivo y que al ser su identidad virtual puede enviar mensajes de forma indiscriminada al resto, pensando que lo que dice no va a tener ninguna trascendencia. Ya hemos dicho que la identidad de cada miembro es real y no virtual.

Es curioso lo trascendente que puede llegar a ser un tweet en internet. Sin ir más lejos esta semana saltaron las alarmas en la Casa Blanca. La cuenta de twitter de la agencia de noticias Associated Press sufrió una intrusión que permitió que se publicase (sin el consentimiento de AP, evidentemente) un tweet en el que se informaba de un ataque a la Casa Blanca en el que habría resultado herido el presidente Obama. El revuelo organizado llegó a afectar a la cotización de la Bolsa en Wall Street y requirió que un portavoz de la Casa Blanca desmintiese la información (Ver la noticia)

Tampoco se puede caer en el error de pensar que los miembros de la comunidad son también virtuales. Como hemos dicho tanto el emisor como el receptor del mensaje son reales.

Todo lo que publiquemos, hagamos y con quién estemos en la red puede afectar a nuestra Reputación Online. A principios de los 2000 fueron los Headhunters (caza talentos) los que buscaban información en la red sobre un candidato, su rastro digital, después empezaron las empresas de contratación de personal. Hoy en día cualquier departamento de recursos humanos recurre a internet para ver la “vida y milagros” de una persona. Pueden aceptar o rechazar a cualquiera de acuerdo a su comportamiento en la red, a su rastro digital.

Algunos detalles a cuidar en internet son…

  • El modo como tratas a los demás en la red, indica cómo trabajas en equipo.
  • No se puede mentir. Antes se pilla a un mentiroso que a un cojo.
  • Hay que cuidar la redacción, el lenguaje y las faltas de ortografía.
  • Cuidado con la política.
  • La lista de amigos dice mucho de ti. Dime con quién andas y te diré quién eres.
  • No se deben emplear expresiones soeces, vulgares u ordinarias.
  • Las fotos son indelebles.

Incluso se puede entrever tu capacidad de liderazgo en el grupo que te mueves, tus gustos,… En definitiva, te estás jugando tu reputación online y profesional, presente o futura.

Acabemos este artículo con una chispa de humor,

Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente. (Groucho Marx)

Groucho-Marx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s