Receta para navegar seguro por internet (1/2)

PanoramixA la pregunta ¿existen recetas para estar seguro en internet? La respuesta es “Sí, existen”.

Objetivo: incorporar una serie de rutinas a la hora de trabajar en internet, como ingredientes de una receta, que aumenten nuestra seguridad y hagan disminuir nuestra vulnerabilidad ante ataques de ingeniería social. Se trata de crear una serie de hábitos en nuestra navegación por internet.

Ahí van los 8 ingredientes de esta receta que se cocina a fuego lento. Con el tiempo verás que son de sentido común.

El navegador es una pieza clave

Debes mantener el navegador actualizado evitando así los bugs (errores software) que pueden ocasionar los temidos agujeros de seguridad.

En principio puedes utilizar el navegador que más te guste (firefox, chrome, safari, opera, explorer,…) pero, eso sí, debe estar actualizado para asegurar que no tiene ningún error software o, mejor dicho, que los errores conocidos están subsanados. Algunos de estos navegadores se actualizan de forma silenciosa, ellos solos, otros tienes que forzar tú su actualización.

La contraseña es nuestro mejor secreto, debe ser fuerte y fácil de recordar

Existen robots que viajan por internet que intentan romper contraseñas. Este tipo de agentes se conocen por su forma de operar como “ataques de diccionario” o “ataques de fuerza bruta”. Por ello, utiliza una contraseña con un mínimo de 8 caracteres, que incluya mayúsculas y minúsculas, números y signos de puntuación y que no se encuentren en un diccionario.

Un truco para crear una contraseña con estas características es tomando el primer carácter de las palabras que forman una oración que nos resulte familiar. Por ejemplo “Tengo 3 hijos: Jesús, José y María.” La contraseña sería “T3h:J,JyM.”

Por supuesto que hay que educar a los más jóvenes enseñándoles que la contraseña es su mejor secreto y que no deben compartirla con ningún amigo, por muy bueno y fiel que sea.

Qué no te suplanten

Evita la suplantación de identidad.

Nunca guardes la contraseña en el ordenador cuando te lo pregunte el navegador, aunque eso te obligue a tener que teclearla (usuario y contraseña) cada vez. Y nunca hagas clic en “No cerrar sesión” o “Recuérdame” cuando inicies sesión, así evitaras la suplantación de identidad.

Cuando termines de trabajar con un sitio web sal bien de él, cerrando y desconectando la sesión y así evitarás que otra persona la recupere y actúe en tu nombre.

Estos son los cuatro primeros ingredientes de los 8 que tiene esta receta. Pues con esto y un bizcocho, hasta mañana a las ….

panoramix

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s