Grooming, una lacra nacida en las redes sociales

En internet nadie garantiza que la persona que hay detrás de una conversación es realmente la persona que dice ser.

El grooming es mucho más que una lacra digital. La persona que hace grooming busca aprovecharse sexualmente de un menor y el medio que utiliza para contactar y quedar con él es internet.

El acosador realiza una estrategia de acercamiento y su fin último es tener un contacto físico con el menor.

Mecanismo de acercamiento

  1. Lo primero que hace el adulto es intentar entrar en la lista de amigos del menor. Si el niño no lo acepta, sencillamente, lo intenta con otro menor.
  2. Una vez consigue entrar en su lista de amigos, busca intimidar con él haciéndose pasar por otro menor, suplantando su identidad.
  3. Su objetivo es conseguir imágenes (fotografías) con las que pueda chantajear y extorsionar al menor.
  4. Una vez obtenidas las imágenes le amenaza con mostrarlas en internet, o a sus amigos, o a sus padres. Y queda con él físicamente.
  5. El resto de pasos no hace falta describirlos

Cómo puedo evitar el Grooming

  1. Conciencia a tu hijo que en internet debe conocer y tener cierto trato con las personas que incorpora en su lista de amigos. No se deben mantener conversaciones con desconocidos.
  2. Vale la pena, de vez en cuando, hacer un expurgo de la lista de amigos y eliminar a aquellos que ya no lo son o aquellos con los que no tiene ningún trato.
  3. Si mi ordenador tiene una Webcam una buena práctica es taparla con una tirita, un parche o un calcetín. La Webcam es un dispositivo fácilmente alterable y crakeable por un malware (o programa malicioso)
  4. Coméntale a tu hijo que en internet una foto no es sólo suya, es de todos. Y que las fotos en internet son indelebles, aunque las borres y pienses que la has eliminado nunca desaparecen del todo.
  5. Y sobre todo, la mejor receta es: Habla mucho con tu hijo, también interésate por su vida en las redes.

Me viene a la memoria un poema argentino que recita mi amigo Pedro, del poeta y maestro de la ciudad de La Plata conocido como Almafuerte, y lo recita cuando jugamos al padel y dice algo así como: “No te des por vencido de un vencido; No te hagas esclavo de un esclavo”

Gracias a este poema Pedro y yo ganamos el otro día a todos nuestros adversarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s