Archivo de la categoría: Ciberbullying

Del acoso al ciberacoso (ciberbullying)

La proliferación de los dispositivos móviles entre los más pequeños ha convertido el acoso en ciberacoso o también conocido como ciberbullying.

¿Qué es el ciberacoso?

El acoso siempre ha existido en los colegios. Cualquier excusa era buena para “burlarse” de alguien de la clase: porque llevas gafas o no las llevas, porque eres gordo, porque eres flaco, …

El ciberacoso o ciberbullying es el acoso entre personas de la misma edad a través de medios telemáticos (mensajería, redes sociales, …) Estamos ante un caso de ciberacoso cuando un o una menor atormenta, amenaza, hostiga, humilla o molesta a otro/a mediante estos mecanismos. El acosador puede atacar en cualquier momento, desde cualquier sitio.

No hace falta recordar que este tipo de prácticas pueden constituir un delito si se acompañan de amenazas, coacciones, injurias o calumnias.

Este acto influye negativamente en la afectividad del niño, en su rendimiento académico, bajando su autoestima, …, generando falta de confianza en si mismo.

¿Cómo podemos prevenir estas situaciones no deseadas?

Los padres y educadores tenemos que estar alerta, observando los cambios de conducta y de comportamiento (ansiedad, mal humor, nerviosismo, aislamiento, falta de apetito, …) que pueden venir provocados por este tipo de situaciones. La comunicación con nuestros hijos es, siempre, fundamental.

En internet no vale todo. Las redes sociales proporcionan una falsa sensación de anonimato e impunidad.

¿Cómo actuar ante el ciberacoso?

Inicialmente se debe intentar evitar que vaya a más. Lo más aconsejable es no contestar al acosador ni responder a sus provocaciones. Como primera medida se puede bloquear a esa persona, las redes sociales permiten bloquear a una persona para evitar que nos moleste.

Una segunda medida es denunciar al acosador por medio de la propia red social. El acosador nunca va a saber que le hemos denunciado y los administradores de la red vigilarán el comportamiento del acosador, pudiendo llegar a su expulsión de la red social.

Si la cosa va a más debemos poner de manifiesto la situación de acoso en el centro educativo de nuestro hijo. Los motivos por los que nuestro hijo no querrá denunciar el ciberacoso pueden ser varios: vergüenza, presión social, falta de autoestima, temor ante las amenazas del propio acosador, …

Como última medida podemos denunciar al acosador ante las fuerzas y seguridad del estado.

Como medida de prudencia, no se debe borrar ninguna conversación que comprometa al acosador, sacando copias de las mismas si es posible. El acosador podría borrar los mensajes y, en ese caso, se perderían las pruebas. Lo más seguro es guardarlos en capturas de pantalla, y en el caso de aplicaciones de mensajería, hacer una copia de la conversación.

Apps para contralar el acoso

Existen apps gratuitas que nos pueden ayudar en estos casos: Te dejamos un enlace a 14 aplicaciones para combatir el acoso escolar http://www.genbeta.com/a-fondo/14-aplicaciones-para-combatir-el-acoso-escolar

Existe una app gratuita de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (AlertCops). Esta aplicación móvil permite poner en conocimiento de las fuerzas de seguridad una serie de situaciones de riesgo, entre las que se encuentran las del acoso escolar.

Sitio web AlertCops: https://alertcops.ses.mir.es/mialertcops/info/info.xhtml

Grooming, una lacra nacida en las redes sociales

En internet nadie garantiza que la persona que hay detrás de una conversación es realmente la persona que dice ser.

El grooming es mucho más que una lacra digital. La persona que hace grooming busca aprovecharse sexualmente de un menor y el medio que utiliza para contactar y quedar con él es internet.

El acosador realiza una estrategia de acercamiento y su fin último es tener un contacto físico con el menor.

Mecanismo de acercamiento

  1. Lo primero que hace el adulto es intentar entrar en la lista de amigos del menor. Si el niño no lo acepta, sencillamente, lo intenta con otro menor.
  2. Una vez consigue entrar en su lista de amigos, busca intimidar con él haciéndose pasar por otro menor, suplantando su identidad.
  3. Su objetivo es conseguir imágenes (fotografías) con las que pueda chantajear y extorsionar al menor.
  4. Una vez obtenidas las imágenes le amenaza con mostrarlas en internet, o a sus amigos, o a sus padres. Y queda con él físicamente.
  5. El resto de pasos no hace falta describirlos

Cómo puedo evitar el Grooming

  1. Conciencia a tu hijo que en internet debe conocer y tener cierto trato con las personas que incorpora en su lista de amigos. No se deben mantener conversaciones con desconocidos.
  2. Vale la pena, de vez en cuando, hacer un expurgo de la lista de amigos y eliminar a aquellos que ya no lo son o aquellos con los que no tiene ningún trato.
  3. Si mi ordenador tiene una Webcam una buena práctica es taparla con una tirita, un parche o un calcetín. La Webcam es un dispositivo fácilmente alterable y crakeable por un malware (o programa malicioso)
  4. Coméntale a tu hijo que en internet una foto no es sólo suya, es de todos. Y que las fotos en internet son indelebles, aunque las borres y pienses que la has eliminado nunca desaparecen del todo.
  5. Y sobre todo, la mejor receta es: Habla mucho con tu hijo, también interésate por su vida en las redes.

Me viene a la memoria un poema argentino que recita mi amigo Pedro, del poeta y maestro de la ciudad de La Plata conocido como Almafuerte, y lo recita cuando jugamos al padel y dice algo así como: “No te des por vencido de un vencido; No te hagas esclavo de un esclavo”

Gracias a este poema Pedro y yo ganamos el otro día a todos nuestros adversarios.

Evita que la nube de internet se convierta en una ciclogénesis explosiva

Mail a Susi (14 años):

Susi piensas q internet es algo íntimo, x q te metes con el ordenador en tu cuarto, a las 12 de la noche, echas el pestillo y crees q es una cosa entre tú y el ordenador.

Darle click o no click, enviar o no enviar, eso es lo que nos separa del infierno.

Susi, mandar fotos en pelotas x internet es como dejar un taco de fotos tuyas en cueros en la mesa de un chiringuito en la playa de Cádiz un día de levantera.

No te das cuenta? La nube d internet puede echar una tormenta terrorífica cuando menos te lo esperes.

Susi, por favor, #ÉchaleCabeza a la redes sociales y a internet y piensa que la red es pública y que todo lo que publiques lo puede ver cualquiera.

Esto es lo que tiene internet, nunca se sabe quién hay al otro lado, ni que intenciones tiene.

Así que Susi, ya lo sabes, ándate con ojo,
Alguien q t quiere 😉

(Fuente: Vídeo publicado por el Ayuntamiento de Sevilla en su campaña #ÉchaleCabeza)

“Sexting in Suburbia”, una película muy de hoy

Sexting in Suburbia es una película de tremenda actualidad que trata la problemática del sexting y del ciberbullying.

En casa la hemos visto en familia y ha sido muy formativa. Muestra el drama del uso inadecuado de los dispositivos móviles, en concreto del ciberbullying y del sexting, en toda su crudeza.

(Versión completa en español de Sexting in Suburbia)

Al intentar reproducir el vídeo aparece: Ver este vídeo en YouTube. El propietario del vídeo ha inhabilitado su reproducción en otros sitios web.
Debes hacer clic sobre Ver este vídeo en YouTube

 

Niveles de Ciberacoso

La utilización de la tecnología (móviles, tabletas, ordenadores, …) como medio de comunicación (apps de mensajería, redes sociales, videojuegos, etc.) ha provocado la aparición de nuevas formas de acoso y ataque hacia las personas.

Veamos estas nuevas formas de ciberacoso:

Cyberbullying es el uso de los medios telemáticos para ejercer el acoso psicológico entre iguales. Estamos ante un caso de ciberbullying cuando un o una menor atormenta, amenaza, hostiga, humilla o molesta a otro/a mediante estos mecanismos (leer más …)

Grooming, son aquellas acciones deliberadas por parte de un adulto de cara a establecer lazos de amistad con un niño o niña en Internet. Su objetivo es obtener una satisfacción sexual. El grooming son esas estrategias, acciones, maniobras o técnicas encaminadas a la obtención de imágenes de carácter sexual para terminar con un contacto físico. (leer más …)

Sexting, se refiere al envío de fotografías eróticas o pornográficas por medio de teléfonos móviles a otras personas. La persona que envía las fotos ni se imagina que el destinatario pueda traicionarle difundiendo “sus imágenes” públicamente. (leer más …)

Happy slaping o paliza feliz, se designa así a la grabación de pequeños abusos como tortas o empujones a compañeros de colegio que se graban en vídeo con el móvil y se suben a redes sociales o se comparten a través de internet. A veces es posible que estos abusos sean más fuertes e impliquen agresiones físicas más importantes como puñetazos o palizas.

Ciberacoso en la red

¿Poner etiquetas a las personas? ¿Etiquetarlas? Puff, ni en internet

Desde pequeños nuestros padres y profesores nos educaron a no poner etiquetas a nadie. Nos enseñaron que etiquetar a las personas está mal, que podemos hacer daño calificando o descalificando a alguien, incluso podemos influir negativamente en la otra persona. Que poner un “San Benito” no está bien.

Hoy en día todo esto se ha trasladado a internet. Nuestros hijos pueden caer en el error de etiquetar a uno de sus “amigos” en una imagen en una red social, intentando hacer reír al resto del grupo o descalificándole con una etiqueta porque le ha hecho algo que le ha sentado mal.

 

Al igual que lo hicieron nuestros padres, es nuestro deber enseñar y corregir a nuestros hijos.

Más a más, hoy en día poner etiquetas en internet “con mala intención” puede considerarse ciberbullying (acoso), y podría ser catalogado como un delito de acoso. Si tu hijo acosa, tú puedes ser responsable. Si el adolescente es menor de 14 años los padres y/o el colegio tienen que responder civilmente por sus actos (puedes leer más sobre esta aserción haciendo clic aquí)

Sexo Social. Grooming y Sexting. La Sextorsión.

La revolución de las comunicaciones en internet ha contribuido a enriquecer o a empobrecer nuestro lenguaje con un nuevo “Vocabulario Social“. Dos términos recientemente aparecidos son: Grooming y Sexting. Aunque no los encontramos en el diccionario de la Real Academia Española, sí están en la tan recurrida Wikipedia. Los podríamos catalogar con la etiqueta “Sexo Social“.

En este post intentaremos responder a las preguntas: Qué son, Cómo se producen, Cómo evitarlo.

¿Qué es el Grooming?

Son aquellas acciones deliberadas por parte de un adulto de cara a establecer lazos de amistad con un niño o niña en Internet. Su objetivo es obtener una satisfacción sexual . (Grooming es un anglicismo, del inglés acicalar)

El grooming son esas estrategias, acciones, maniobras o técnicas encaminadas a la obtención de imágenes de carácter sexual para terminar con un contacto físico.

¿Cómo actúan los que causan el grooming, los pedófilos?

Si el niño no responde en las redes sociales, el agresor sencillamente busca a otra víctima. Suelen añadir cientos de menores a sus contactos en las redes sociales y recorren la lista hasta dar con uno dispuesto a interactuar.
El objetivo es poder lograr un encuentro físico con el niño y para ello va a intentar conseguir imágenes muy íntimas con el fin de sobornarle.

¿Qué es el Sexting?

Es el envío de fotografías eróticas o pornográficas por medio de teléfonos móviles, de forma voluntaria, a otras personas. Sexting es un neologismo del inglés (contracción de sex y texting)

¿Por qué se hace?

Parece “una moda” entre los adolescentes y puede hacerse por distintos motivos: por diversión, porque lo pide otra persona, por impresionar, por imitar a una celebridad, …

¿Qué riesgos tiene el grooming y el sexting?

La persona que envía las fotos no es consciente de las graves consecuencias que pueden tener estas imágenes en un futuro próximo. Ni se imagina que el destinatario pueda traicionarle con “sus imágenes

Los principales riesgos son: la humillación, el ciberacoso o ciberbullying o ciberhostigamiento, la sextorsión, pudiendo llegar a la explotación pornográfica. En internet se dice que las imágenes son indelebles.

Qué puedo hacer para evitar estos problemas

Estos comportamientos son muy difíciles de detectar, los menores lo llevan muy en secreto, les avergüenza.

Normalmente se produce en el menor un cambio de actitud, presenta problemas en su alimentación, trastornos del sueño. Además, hay cambios de humor repentinos, se vuelve muy irritable. Incluso, nos pueden avisar del colegio indicando que el comportamiento del niño no es el normal.

Algunas ideas fáciles de llevar a cabo para evitar el Grooming

Intenta que el menor se conecte a internet en “espacios comunes”, de fácil supervisión.
Cuidado con la lista de amigos, debes enseñarle que, al menos, se debe conocer personalmente a las personas que se encuentran en la lista de amigos y adviértele que, en la actualidad, NO EXISTE NINGÚN MECANISMOS QUE ASEGURE QUE LA PERSONA QUE HAY DETRÁS SEA REALMENTE LA QUE DICE SER.

¿Y si ocurre a alguien muy cercano?

En primer lugar, hay que mantener la calma. Debemos conseguir no asustar al menor. Nuestro objetivo es ganar su confianza y que nos cuente todos sus problemas y preocupaciones.
Guarda todos los pantallazados que pongan de manifiesto esta situación no deseada y denuncialo.