Archivo de la categoría: Interesante

Identidad digital. Identidade dixital

¿Qué es una conexión segura?
¿Cómo podemos ejercer una ciudadanía activa y participativa en Internet?
¿Qué es el sexting? ¿Es cierto que en Internet no hay fronteras?

… así más de 50 preguntas respondidas con rigor pero con un lenguaje claro y cercano en forma de pequeñas píldoras de vídeo y con el apoyo de una guía de referencia. Porque todos podemos y debemos ser capaces de tener una identidad digital con la que nos sintamos a gusto.

Identidad digital es una iniciativa de la Xunta de Galicia (Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria)

El proyecto cuenta con cerca de sesenta vídeos cortos y una guía de referencia [PDF] de la mano de expertos de reconocido prestigio tanto en sus ámbitos de conocimiento como en entornos digitales, se abordan las dudas más comunes que tanto familias como profesorado e incluso el alumnado tiene al respecto de cuestiones que tengan que ver con la gestión de la identidad digital.

Enhorabuena !!!

Sitio web oficial: Identidade dixital

is4k Internet Segura for Kids

Los menores crecen día a día en un entorno tecnológico, explorando las infinitas posibilidades para crecer y aprender. Un medio que requiere conocimiento, prevención y respuesta.

Padres, educadores y profesionales debemos adaptarnos al cambio y seguir construyendo un entorno digital más seguro para ellos. Internet Segura for Kids ofrece recursos de utilidad para familias y educadores, incluyendo una línea de ayuda para resolver dudas

Is4k es una web atractiva, muy actual, llena de contenidos que te puede despejar de más de una duda: privacidad, sexting, grooming, ciberacoso, mediación parental, …

La web está muy bien estructurada. Hay para todos: menores, no tan menores, un poco más mayores, …, familias, profesionales, con temas de rabiosa actualidad: Guía de Privacidad, guía para familias, para profesionales de la educación, ciberseguridad, controles parentales

La web te ofrece un Teléfono 900 de Ayuda

… también tiene un apartado de “Preguntas Frecuentes“. Y una línea de “reporte” donde se puede denunciar cualquier contenido inapropiado o perjudicial que encuentres en Internet.

Si quieres estar al día en temas relacionados con Educación e Internet te interesa conocer esta web.

Sitio web oficial: https://www.is4k.es/

Aprender a apreciar lo que se es y lo que se tiene

El adolescente prefiere sentirse libre equivocándose más que sentirse esclavo haciendo lo que debe.

Esta frase para reflexionar la he sacado del libro “Corazón de padre. El modo masculino de educar” del psicólogo y psicoterapeuta Osvaldo Poli.

En el libro se analiza la figura del padre y dice que el padre hace comprender a su hijo que su derecho a tener no está fundado. El hijo no se da cuenta de que lo que recibe es fundamentalmente un regalo, signo y demostración de la bondad de sus padres y de su deseo de ser feliz.

Un par de situaciones habituales en el comportamiento del adolescente con su móvil

  • [En cuanto al uso y abuso del dispositivo] No se separa de él, ni para comer, ni para dormir, ni para estudiar, … Siempre está conectado, parece un adicto.
  • [En cuanto al hardware / software] No está a gusto con su móvil. El móvil “se peta”, parece que no va. Los tiempos de respuesta de las apps cada vez son peores. Sus “colegas” tienen móviles mucho mejores.

Osvaldo nos dice en su libro: Si no se cortan los caprichos … se alimentan y se crean las condiciones psicológicas de insaciabilidad típicas del hijo que quiere siempre más, que no está nunca contento con lo que tiene y que no valora lo que posee. Esto se nota en que no tiene cuidado de sus cosas no sabe dónde las deja, olvida sus libros en el colegio, pierde con facilidad el móvil, … Para el hijo la felicidad  es la completa satisfacción de sus deseos, es un derecho que tanto la vida y el padre le deben garantizar. En esta concepción de la vida los padres acaban agotados y el hijo ignora que su derecho de tener se fundamenta en la benevolencia de sus padres.

El niño utiliza chantajes, obstinaciones, venganzas o tozudeces para conseguir sus caprichos. Debes intentar cambiar estas conductas y que el niño no transforme el mundo a su medida.

Enséñale a que la libertad no consiste en hacer lo que se quiere, sino en hacer lo que se debe.

Que puedo hacer para que cambie su actitud

  • [En cuanto al uso y abuso del dispositivo] Proponle actividades en las que esté ocupado. Por ejemplo, ahora está muy de moda “MasterChef”, puedes decirle que te ayude en la cocina, encárgale que haga la ensalada o enséñale a hacer una pizza (que amase la harina) o una tortilla de patatas (que pele las patatas); o que te ayude a ordenar algo; o llévalo a comprar un libro, su libro, luego dile que lo lea (ten paciencia, le costará empezar); senderismo urbano o de montaña (qué buena ocasión para hablar); bicicleta ….
  • [En cuanto al hardware /software] Para conseguir que los tiempos de respuesta del móvil sean aceptables es muy conveniente: (1) Desinstalar todas las app que no se utilicen; (2) Borrar archivos, fotos, vídeos del dispositivo y liberar espacio en memoria, si le interesa guardar algún archivo llévalo a la nube.

El mundo cambia con tu ejemplo

Cómo mejorar nuestra conversación

¿Por qué no escuchamos? Preferimos hablar. Cuando hablamos no tenemos que escuchar cosas en las que no estemos interesados, tú eres el centro de atención y puedes reafirmar tu propia identidad. Pero hay otra razón: nos distraemos. Una persona en promedio habla unas 225 palabras por minuto mientras que nuestro cerebro puede escuchar hasta 500 palabras por minuto. Nuestra mente llena la diferencia de palabras con pensamientos sobre nosotros mismos. Prestar atención a alguien requiere esfuerzo y energía, porque no somos capaces de no rellenar ese vacío.

Quizás por estas razones funcionen tan bien las redes sociales. Hablamos de nosotros mismos y nos distraen.

“Hablamos en exceso y no escuchamos lo suficiente” (Eduard Punset)

“Muchos de nosotros no escuchamos con la intención de entender. Escuchamos con la intención de responder”. (Stephen Covey)

10 consejos para mejorar nuestra conversación (Celeste Headlee)

  1. No seas multitarea. Y no solo quiero decir que guardes el móvil, la tablet, …, que tienes en las manos. Quiero decir, “estar presente”. Está en “ese” momento. No pienses en la discusión que tuviste con tu jefe o qué vas a hacer de cenar. Si no quieres seguir en la conversación, abandónala, pero no estés mitad presente y mitad ausente.
  2. No seas dogmático. Debes iniciar una conversación suponiendo que tienes algo que aprender. La escucha sincera requiere ponerse uno mismo a un lado. Y a veces eso significa no mostrar las opiniones personales.
  3. Usa preguntas abiertas. Con quién, qué, cuándo, dónde, por qué o cómo.
  4. Sigue el ritmo. Vendrán pensamientos a nuestra mente mientras el otro está hablando y necesitarás expresarlos. No interrumpas, tampoco dejes de escuchar mientras piensas en una maravillosa pregunta, es probable que se pierdan cosas mientras el sujeto habla, no pasa nada.
  5. Si no sabes, di que no lo sabes. Peca de precavido.
  6. Evita equiparar con tus experiencias. No es lo mismo, nunca es lo mismo. Toda experiencia es individual. Y, lo más importante, no está hablando sobre ti.
  7. Procura no ser repetitivo. Es en verdad aburrido y tendemos a hacerlo mucho. Especialmente en conversaciones de trabajo o con nuestros hijos. Cuando tenemos una idea, la seguimos parafraseando una y otra vez. No lo hagas.
  8. Evita los detalles. A la gente no le interesan en qué año, los nombres, las fechas, … A ellos no les importan los detalles. Les importas tú, les importa cómo eres, qué tenéis en común. Así que, olvida los detalles.
  9. Las quejas. Siempre se prefiere oír cosas positivas que críticas y quejas, ¿verdad? Pues aplícalo.
  10. Haz búsquedas, no debates. Invita a explorar puntos de vista, no a descubrir quién tiene razón o quién está equivocado.

Esta no es la última, pero es la más importante: Escucha. No puedo decirte cuántas personas ilustres han dicho que “escuchar tal vez sea la capacidad más importante que podrían desarrollar”. Hay que tener una escucha generosa.

Diez formas de violencia de género digital

Desde aquí nos hacemos eco de la campaña Diez formas de violencia de género digital, realizada por PantallasAmigas y apoyada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Los estudios señalan la prevalencia creciente de la violencia contra las mujeres, especialmente entre adolescentes y ejercida en el contexto digital mediando redes sociales y programas de mensajería principalmente canalizados por los smartphones (móviles inteligentes).

La campaña se compone de diez situaciones que pueden identificarse como violencia sicológica. Se trata de mensajes breves, con apenas noventa letras, que pueden requerir matizaciones. Son mensajes esencialmente sencillos, algunos más concretos y otros más genéricos. No es un censo completo ni riguroso, pero sí es una colección esclarecedora de cómo las relaciones han cambiado con Internet y, por desgracia, la violencia psicológica se ha adaptado e incluso intensificado con extrema celeridad.

Diez formas de violencia de género digital

  1. Acosar o controlar a tu pareja usando el celular
  2. Interferir en relaciones de tu pareja en Internet con otras personas
  3. Espiar el celular de tu pareja
  4. Censurar fotos que tu pareja pública y comparte en redes sociales
  5. Controlar lo que hace tu pareja en las redes sociales
  6. Exigir a tu pareja que demuestre dónde está con su geolocalización
  7. Obligar a tu pareja a que te envíe imágenes íntimas
  8. Comprometer a tu pareja para que te facilite sus claves personales
  9. Obligar a tu pareja a que te muestre un chat con otra persona
  10. Mostrar enfado por no tener siempre una respuesta inmediata online

Ni que decir tiene que los padres y educadores tenemos un papel estelar en la formación de nuestros hijos, somos los principales protagonistas en este escenario digital.

Campaña de PantallasAmigas: http://blog.pantallasamigas.net/2016/11/25n-campana-para-identificar-y-prevenir-diez-formas-de-violencia-de-genero-digital/

Para, piensa, conéctate

Navegando por internet hemos encontrado la web “Para, piensa, conéctate” Tres acciones que hoy en día se suelen dar al revés. Tres acciones que vale la pena que se produzcan en ese orden, y de esa forma se fomenten el valor de la prudencia, fortaleza, …
Desconectar para conectar.

Vivimos con la idea de que “en internet todo vale”. El exceso de comunicación, la viralidad de la información, provoca falta de intimidad y de privacidad. Todo ello lleva a la indiferencia social.

En esta línea, padres y educadores tenemos mucho que aportar.

“Para, piensa, conéctate” es un programa para prevenir el ciberacoso y formar a menores en el uso correcto de las redes, así como apoyar a su entorno familiar para apoyarlos en un mejor uso de internet y evitar situaciones de riesgo en la red.

“Para, piensa, conéctate” es un programa que desarrolla la FundaciónCibervoluntarios con el apoyo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y la colaboración de Stop, Think, Connect y AlertaenLinea.gov

Para lograr su objetivo “Para, piensa, conéctate” desarrolla las siguientes líneas de acción: Formación- Comunicación y formación gratuita en centros educativos sobre el uso seguro de Internet para la prevención del ciberacoso a menores.

Sitio web:  www.parapiensaconectate.es

En mi casa hay normas para usar internet

No solo pactan los políticos y sus partidos, en mi casa también hay pactos, por ejemplo se pactan las reglas para usar internet.

Pero para exigir hay que ir siempre por delante, con el ejemplo. Sí, se puede “obligar” con el ejemplo. Digo “con el ejemplo” porque los padres tenemos el riesgo de volver a la adolescencia con la tecnología, y comportarnos como niños.

Para pactar hay que tener presente que «Si hay que poner límites, estos deben ser conocidos por todos, desde el mayor de la casa hasta el más pequeño»

Edúcame despacio que crezco deprisa
Edúcame despacio que crezco deprisa

Ceder en las cosas que no tienen importancia, para no ceder en lo importante. Todo con un tono amable y positivo.
No se trata de sobreproteger, se trata de aplicar el sentido común.
Más vale el reproche de un sabio que la alabanza de cien necios.
(Dr Antonio Crespillo Enguix – Edúcame despacio que crezco deprisa)

Ahí van algunas “reglas pactadas” en mi casa. Estas reglas no están escritas, aunque estoy pensando que no estaría mal imprimirlas y ponerlas en la nevera o en los corchos de las habitaciones.

Reglas indiscutibles e innegociables

  • Si tengo alguna duda, pregunta o inquietud en internet recurro a papá, a mamá o al profe. Ante la duda … pido ayuda.
  • Los datos personales no son públicos.
  • Durante el día hay momentos de desconexión: Comidas, estudio, dormir. Estar enganchado me quita libertad.
  • Si puedo, ahora, hago deporte, oigo música o leo un libro y no practico sofazing-tablet. La comodidad lastra mi personalidad.
  • En casa hay orden («para leer, estudiar, ver la tele, conectarme, salir, …»)
  • No navego por donde me lleva la corriente, así no me meto en ningún barrizal.
  • Cuando me voy a dormir dejo el móvil en el parking-móvil, él también se merece un descanso.
  • En los sitios públicos (clase, biblioteca, iglesia, …) quito el sonido a mi dispositivo.
  • No tengo perfiles falsos en ninguna red social.
  • Mi imagen no es pública, por favor, la cuido con esmero.
  • No etiqueto a nadie sin su permiso.
  • Me doy de baja de los grupos en los que no participo y así evito las distracciones y la perdida de tiempo («Mi tiempo es oro»)
  • No hago un comentario en una red social si no es necesario, de esta forma evito crear dependencias a las redes sociales.
  • En mi lista de amigos solo hay … eso … amigos («sobran los desconocidos»)
  • Mi contraseña es mía, es mi mejor secreto (de otra forma dejaría de ser «Mi contraseña»)
  • Entro y salgo bien de los sitios web, cielos, no quiero que me suplanten la identidad.
  • No digo por internet lo que no diría a la cara.
  • En internet no vale todo, detrás hay personas como yo.

Y si se te ocurre alguna otra idea para vivir el emocionante día a día de forma ordenada, todo es cuestión de pactarlo.

Quiero felicitar desde aquí a mi gran amigo el Dr. Antonio Crespillo por su nuevo libro Edúcame despacio que crezco deprisa del que no he podido evitar tomar algunas notas para este artículo. Estoy convencido de que este libro va a hacer mucho bien a las familias.