Archivo de la categoría: Privacidad

Configura tu Whatsapp para que no se metan … ni los marcianos

En la actualidad la aplicación de mensajería whatsapp cuenta con más de mil millones de usuarios. Vale la pena perder unos minutos y “ajustar la privacidad” para que no entren … ni los marcianos. Es realmente fácil y rápido. Además, esto lo puedes cambiar tantas veces como quieras

Cómo configuro mi privacidad

  1. Lo primero que tienes que hacer es entrar en tu WhatsApp
  2. Fíjate en la parte superior derecha, verás tres puntos, uno encima del otro, selecciónalos
  3. Accede a los Ajustes
  4. Las opciones de Privacidad están en la opción Cuenta. Selecciona: (1) Cuenta; (2) Privacidad
  5. La tres primeras opciones permiten modificar la información personal que ve el resto de personas y se puede configurar para que: (1) Nadie pueda verla; (2) solo mis contactos; (3) todo el mundo

Veamos estas tres primeras opciones:

  • Hora de última vez, aquí configuras quién puede ver la hora de tu última conexión a whatsapp. Ten en cuenta que si seleccionas “Nadie” no dejas ver a nadie tú última conexión, pero tu tampoco podrás ver la de los demás.
  • Foto de perfil, aquí configuras quién puede ver tu foto de perfil.
  • Estado, aquí configuras quién puede ver tu estado

Recomendaciones que ayudarán a proteger tu privacidad

  • Asegúrate que la persona con quien te comunicas es quien dice ser, no caigas en engaños
  • Establece una contraseña general de bloqueo en tu dispositivo
  • Nunca facilites información privada, no sabes que pueden hacer con ella
  • Elimina el historial de conversaciones con frecuencia, así si alguien accede a tu dispositivo de manera desautorizada evitarás que pueda leerlas y obtener información sobre ti
  • Cuidado con las redes wifi a las que te conectas, principalmente si son públicas
  • Actualiza la aplicación siempre que aparezca una nueva versión, por si corrigiese algún fallo de seguridad

Fuente de la noticia: http://www.chaval.es/chavales/proteccion/

Cuidado: Esa Wifi es Pública

Parece muy interesante y apropiado el artículo de Xataka “Por qué es peligroso conectarse a Wifis públicas y qué debes hacer para protegerte” . Interesante porque es de tremenda actualidad, está bien estructurado, y sintetiza muy bien los “peligros” que pueden existir detrás de las redes Wifi Públicas. Apropiado porque en esta época del año son habituales los desplazamientos y se agradece poder ahorrar unos céntimos evitando gastar nuestra tarifa de datos.

Sin darnos cuenta nos conectamos a una red Wifi Pública como si fuese la de nuestra casa. En el blog ya hemos escrito varios artículos sobre este tema para concienciarnos de que hay que conocer el terreno que pisamos o mejor dicho el espacio por donde navegamos.

Te recomiendo leer el artículo original entero, entresaco las ideas que me han parecido más interesantes:

Algunos riesgos que asumimos al conectarnos a una red pública

  • Ataques Man in the middle, el atacante se cuela en medio de la comunicación pudiendo leer los datos que se transmiten
  • Distribución de Malware, pueden colarnos un software malicioso capaz de, por ejemplo, robarnos datos privados
  • Snooping y Sniffers, son técnicas para descubrir nuestras contraseñas de acceso a diferentes servicios

Algunas ideas para protegernos en las Wifis Públicas

  • Desactiva el acceso automático a redes wifi públicas (se muestra cómo en el vídeo)
  • Desactiva los recursos compartidos y evita que te dejen alguna sorpresa en tu ordenador
  • Aunque tengas una app propia, utiliza siempre que puedas el navegador para acceder, de esta forma te aseguras de que la comunicación es encriptada
  • Evita acceder en las Wifi Públicas a información muy sensible y delicada (por ejemplo a tus cuentas bancarias)
  • Cierra las sesiones cuando acabes, no salgas dándole al aspa.

La propuesta más segura que nos propone Xataka para trabajar con Wifi Públicas es utilizar una VPN (Red Privada Virtual) pues para acceder a cualquier servicio lo hacemos por medio de un tunel privado, libre de mirones.

Que no te la den con queso. Agradezco a Xataka este artículo tan interesante.

Cómo configurar la privacidad de tus fotos en las redes sociales

¿A que no dejarías tus álbumes de fotos en un banco en medio de la calle? ¿Por qué hacerlo en internet?

Si no tenemos cuidado con las fotos que publicamos en internet las va a poder ver todo el Mundo Mundial. Con la configuración que traen por defecto las redes sociales cualquier persona puede ver las fotos que ponemos en nuestro perfil.

Es superfácil indicar, en las redes sociales, quién puede ver las fotos.

Veamos cómo hacerlo a través del siguiente vídeo:

El límite de lo público y de lo privado en internet

Controlar los límites de lo público y de lo privado no siempre es fácil en internet.

Hay quien se queja de que las redes sociales nos restan parte de intimidad, pero ¿no somos nosotros los que, en ocasiones, publicamos asuntos que no deberíamos exponer en la red?

La gestión de la propia información es una responsabilidad personal. Lo que comentamos en internet se convierte en algo público en ese momento. Si no tenemos cuidado mucha gente va a poder ver “historias” que a lo mejor no deberían ver y que forman parte de nuestra intimidad (familiares, compañeros, conocidos, miembros de un grupo, etc). De más de uno se podría afirmar que “facebook sabe más sobre él que su propia madre“. Y es verdad.

Vale la pena ser especialmente cuidadoso y prudente al compartir temas próximos a la intimidad. Atañe de modo particular al sentido del pudor, que lleva a salvaguardar la propia intimidad y la de los demás, reservándose aquellos datos personales o familiares que, puestos al alcance de otros, pueden despertar como mínimo sorpresa o inquietud.

Hay que saber salvaguardar nuestros datos más personales de la comunidad virtual, más aún si la información afecta a terceras personas.

Es bueno preguntarse antes de publicar algo que implique a más personas, si éstas estarían de acuerdo en aparecer en ese contexto o si quizá preferirían que determinados eventos o situaciones no se mostraran en la red.

Aprovecha y habla con tus hijos sobre estos temas y así evitarás que lo aprendan por el método de prueba y error.

Receta para que no te roben la identidad en internet

¿Dejarías la puerta de casa abierta o con las llaves puestas? o ¿dejarías el coche con las ventanillas bajadas y las llaves en el salpicadero?

Si no harías eso en la vida real, ¿por qué hacerlo en internet?

Uno de los aspectos que debemos cuidar en nuestra navegación por internet es cerrar bien las páginas web que visitamos, sobre todo si contienen datos personales (correo electrónico, redes sociales, …)

Podemos imaginar internet como un “mundo virtual”, una selva donde hay mucha libertad, donde hay zonas controladas y zonas menos controladas. Un sitio donde las fieras campan a su aire.

En ese sitio virtual, incluso en las zonas controladas hay que andarse con cuidado.

La moraleja de este cuento es: Si en internet quieres estar tu información debes cuidar. Pero, ¿cómo?

Se trata de crear una “rutina de conexión y desconexión” a los sitios web que guardan nuestra información. No puedes entrar ni salir de cualquier manera.

Cómo entrar bien

En la ventana que pide el usuario y la contraseña, nunca hagas clic en “No cerrar sesión“ o “Recuérdame”. Y si pregunta “Guardar la Contraseña” pulsaremos el botón “Jamás para este sitio“. De otra forma estamos dando demasiadas facilidades para que otra persona acceda con nuestra identidad.

no chequear

Cómo salir bien

Nunca saldremos haciendo clic en el aspa que hay arriba a la izquierda, lo haremos con las opciones habilitadas para ello. Resulta bastante habitual darle al aspa y cerrar la ventana “a lo bruto” sin Salir bien de las aplicaciones web. Esta operación, cerrar con el aspa, ocurre frecuentemente en los ordenadores de la sala de informática del colegio.
Otra persona podría sentarse en ese ordenador, que se acaba de abandonar “sin cerrar bien la sesión”, y continuar trabajando como si fuese la última persona que se sentó ahí. Mostramos en una imagen como “salir bien” de algunas webs muy conocidas.

Cerrar bien

Ah, y si te peguntan la contraseña no la digas, aunque sea en un programa de televisión

Y ten mucho cuidado si te preguntan la contraseña en una entrevista en un programa de tv. Hay gente tan espléndida y sincera que se la dice a cualquiera, incluso en la tele.

El vídeo está en Inglés pero se ve claramente la sorpresa de la gente cuando desvela su mayor secreto, su contraseña.

Escribe tus contraseñas en una camiseta y sal a la calle con ella

Enséñale a tu hijo que al igual que no llevaría una camiseta por la calle con las contraseñas, tampoco debe decirle las contraseñas a nadie, por muy “amigo” que sea. Las contraseñas deben ser su mejor secreto.
 

Que el ordenador sea un lugar seguro depende de él.

¿Que cuesta mucho guardar un secreto? Pues claro, pero si quiere navegar por internet y estar en las redes sociales no puede ser un marinero del tres al cuarto.

No decir a nadie la contraseña es la mejor forma de evitar la suplantación de identidad y de que nadie utilice nuestro perfil para hacer barrabasadas.

Recuerda a tu hijo que en las contraseñas no se ponen nombres, ni números de móvil, ni fechas. Oriéntale a que la contraseña debe ser fuerte y fácil de recordar.

 
Mínimas reglas sobre nuestras contraseñas. Recomendaciones:

  • Su longitud (número de caracteres) no debe ser inferior a siete caracteres.
  • No debe formarse con números y/o letras que estén adyacentes en el teclado. Ejemplos de malas contraseñas son: 123456, 1q2w3e ó 123QWEasd.
  • No debe contener información que sea fácil de averiguar, por ejemplo, que coincida la contraseña con el nombre de usuario, información personal (cumpleaños, nombres de hijos, etc.)
  • Ni palabras existentes en algún idioma, evitando así los “ataques de diccionario”

Además, es importante que …

  • No uses la misma contraseña para todo
  • No la dejes escrita en ningún sitio, y mucho menos cerca del ordenador
  • No almacenes ni guardes las contraseñas en el navegador
  • Cambia las contraseñas que traen por defecto los dispositivos y servicios en línea. Un ejemplo es el de los router WiFi, que traen por defecto contraseñas públicamente conocidas, que un atacante podría utilizar.

Y entonces … ¿Cómo construyo la contraseña?

Una forma sencilla de construir una contraseña, fácil de recordar y difícil de romper, es tomando el primer carácter de las palabras que forman una oración que nos resulte familiar. Combina mayúsculas, minúsculas, números y signos de puntuación. Pongamos un ejemplo: “Tengo 3 hijos: Jesús, José y María.” La contraseña sería “T3h:J,JyM.”

Pero de nada nos sirve una contraseña segura si es la misma en todos los servicios en los que estamos registrados porque la probabilidad de ser víctimas de cualquier tipo de ataque es mucho mayor.

Ah, se me olvidaba !! De vez en cuando debes cambiar las contraseñas.

Redes sociales, un mar de ventajas

Las redes sociales y los programas de mensajería han revolucionado nuestra forma de comunicación. En los libros de texto de lengua de la ESO tendrían que dedicar un capítulo a esta realidad cuando describen las formas de comunicación.

La ventaja principal de las redes es poder estar comunicado con el mundo las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

A veces podemos cometer pequeños errores en las redes sociales, inconscientemente, sin querer

  • Podemos molestar a algunas personas con nuestros comentarios. No a todo el mundo le gusta el café.
  • Sin darnos cuenta dejamos abierta nuestra intimidad.
  • Estar conectados siempre en el mundo virtual puede provocar que se pierdan habilidades sociales en el mundo real.
  • Existen reglas de comportamiento en la red (netiqueta) asumidas por la comunidad y que hay que conocer y respetar.

Algunas recomendaciones para los padres y educadores en cuanto a los jóvenes son

  • Estar cerca en el uso de la tecnología, acompañarles, sin atosigar.
  • Limitar el tiempo y horario de conexión.
  • Evitar que se encierren en su habitación o se aíslen con sus dispositivos.
  • Hablar mucho con ellos, también de estos temas. (Dónde te conectas; por qué; con quién; …)

Hay que estar alerta, intentando que no pierdan demasiado tiempo y se conviertan en ciberadictos.

Veamos un vídeo que muestra cómo, sin darnos cuenta, perdemos la intimidad en internet

Estar “conectado”, relacionarse con los demás, tiene muchas ventajas pero hay también vida fuera de las redes sociales.