Archivo de la etiqueta: Ciberbullying

Superkids, protege tu privacidad y ponle freno al ciberbullying

Existe una preocupación creciente, entre padres y educadores, acerca del incremento del ciberacoso (ciberbullying) en la población juvenil. Los casos se multiplican. Otro “problema” que preocupa es el de la privacidad en la red.

Recordemos que tanto el ciberbullying como la suplantación de identidad son comportamientos delictuosos.

Los menores sin darse cuenta, entre diálogos desenfadados, rozan y a veces cruzan esta frontera, generando actitudes displicentes o imprecatorias, y causando cyberbullying.

El pasado 28 de mayo se presentó el proyecto European Superkids Online, en la primera Conferencia Europea sobre Ciberbullying #DeleteCyberbullying, dentro del marco europeo del programa Daphne III. Por parte de España ha participado protegeles.com

En este sentido protegeles.com ha presentado la web YO CONTROLO  para reflexionar y tratar el tema de la privacidad en internet y el ciberacoso. Esta web está destina a jóvenes, padres y educadores.

YoControlo

Se divide en 2 grandes apartados “Privacidad” y “Ciberbullying”. Encontraras vídeos que plantean casos con problemáticas típicas. Además, tiene una guía sobre privacidad y ciberbullying para profesores, con información completa y material didáctico para trabajar con los alumnos.

Sitio Web Oficial: YO CONTROLO
Fuente de la noticia: Telespectadores Asociados de Cataluña 

Desde aquí queremos dar la enhorabuena al equipo de protegeles.com

Claves para descubrir si tu hijo está sufriendo ciberacoso

¿Está mi hijo sufriendo ciberacoso? Hemos recogido esta pregunta tan interesante de un artículo publicado en chaval.es. Reproducimos el artículo, prácticamente, en su totalidad, sin cambiar ni una coma.

¿Qué es el Ciberbullying?

El ciberbullying o ciberacoso es el acoso psicológico efectuado a través de medios telemáticos como redes sociales, foros, SMS, videojuegos online, por ejemplo. La característica principal es que tanto el acosador como el acosado son menores de edad.

Ciberacoso en la red

Esta práctica es especialmente grave por el anonimato que proporciona internet y la situación de desamparo que produce en la víctima. Además, muchos jóvenes acosadores no son conscientes del grave daño que hacen a la víctima debido a que no perciben directa e inmediatamente este daño.

Es muy importante atajar cuanto antes una situación de ciberacoso. Los especialistas aseguran que son los padres y madres los que deben estar más alerta para detectarlo ya que el ciberacoso, a diferencia del acoso escolar, se produce en horario no lectivo y fuera del aula. No obstante, los profesores también deben permanecer alerta, ya que cuando un alumno es acosado en el colegio, es probable que ese acoso derive en ciberacoso.

¿Cómo detecto que mi hijo está sufriendo ciberacoso?

No es fácil detectarlo. No existe un perfil concreto de víctima. El anonimato que internet da al acosador hace que la víctima pueda ser cualquiera.

Es probable que un menor que está sufriendo ciberacoso tenga un cambio de conducta tendente a ocultar sus sentimientos a sus padres y a no hablar de nada que tenga que ver con internet. Procurará que sus padres no estén presentes cuando navega, aumentando por tanto su soledad, lo que le hará más vulnerable.

¿Existen conductas que denoten situaciones de riesgo?

Existen una serie de conductas de tipo anímico, somático, físico y de hábitos que conviene conocer para detectar posibles situaciones de riesgo. Estas conductas se describen en la “Guía de actuación contra el ciberacoso”, editada por Inteco.

En la guía se ofrecen pautas para saber actuar en caso de que tu hijo esté sufriendo un caso de ciberacoso, desde cómo recoger pruebas del acoso a cómo realizar una denuncia.

Ponle un parche, una tirita o el calcetín de Papá Noel a la WebCam

Si bien se observa, en los medios de comunicación, que los casos de grooming y ciberbullying empiezan a ser frecuentes y cotidianos, últimamente lo están siendo las noticias de jóvenes que se suicidan por estas circunstancias. Sin ir más lejos el último suicidio salto a los medios ayer, víctima de un chantaje en Internet (Ver noticia)

Un reciente informe emitido por EU Kids Online indica que no existe una única solución para la seguridad de los menores en Internet. En relación a España recomienda que se “controle” más el uso de dispositivos móviles y portátiles. (Ver informe)

Después de leer el informe, nos quedamos con dos ideas: (1) “las clásicas recomendaciones están quedando obsoletas” y (2) “los jóvenes son concientes de que saben mucho más sobre internet que sus padres“.

Aunque nuestros hijos nos ganen por goleada en todo lo relativo a tecnología, nosotros les superamos en experiencia y “mundología”. Una regla sencilla y fácil de usar: Aplica el sentido común.

Algunos consejos básicos y “de sentido común”, dados por la Policía, para que los menores eviten los riesgos de la Red son (Ver artículo):

  • no hacer en Internet lo que no harías en la vida real
  • no compartas información personal con nadie que no conozcas realmente
  • no aceptes a quién te pida hablar de sexo
  • nunca enciendas la webcam sin que tus padres lo sepan
  • si te sientes amenazado díselo a tus padres, a un profesor o a tus amigos.

Un elemento que entra en juego dentro del protocolo llevado a cabo en el grooming y, en ocasiones, en el ciberbullying, es la WebCam. La persona que acecha al menor, después de conseguir introducirse en su lista de amigos, entabla contacto con él utilizando la cámara web, y lo engatusa hasta conseguir su objetivo. Por ello, recomendamos ponerle un parche, una tirita o el calcetín de Papá Noel a la WebCam.

Amanda Todd, un caso de sextorsión + cyberbullying + suicidio

La madre de Amanda quiere difundir este vídeo para que seamos conscientes de esta realidad en internet (sextorsión, cyberbullying, grooming, sexting).

Evitemos el acoso (bullying) y el ciberacoso (ciberbullying)

¿Podemos hacer algo para evitar el acoso y el ciberacoso?

Sí que podemos hacer algo. Ahora que va a empezar el cole puede ser un buen momento para plantearnos algún propósito. Podemos poner nuestro granito de arena, empezando por uno mismo, por ejemplo: Hmm, siendo más tolerante con los comentarios de los demás; evitando esa broma con ese matiz ácido o inadecuado; no publicando en la red social esa foto que sabes que le puede molestar; aprendiendo a escuchar; sonriendo; no enfadándome con el móvil o por internet; contando hasta 10 ó hasta 100 ó hasta 1 millón; … Compartiendo todo esto con nuestros hijos lograremos que respeten ‘más’ a los demás.

Te dejo el vídeo “un trozo de tiza”

 

Las etiquetas también definen tu perfil

En ocasiones, la propia red social complementa nuestro perfil. Para ello, utiliza información proporcionada por otros usuarios.

Por ejemplo, cuando te etiquetan en una foto o te mencionan en una actualización de estado, esa información pasa a formar parte de tu perfil. En esos casos, por lo general, la red social te da la posibilidad de eliminar ese contenido, por ejemplo retirar la etiqueta de una foto en la que apareces, o bien te permite restringir su visibilidad en la red social.

Expertos en recursos humanos afirman que podrían descartar a una persona por el rastro digital dejado en redes sociales o en los blogs. “Te pueden juzgar por una persona que no eres“. “La mayoría de los internautas no se toma en serio su reputación en páginas como Facebook, Tuenti o Youtube“

A continuación mostramos un vídeo de Pantallas Amigas  sobre este asunto de las etiquetas:

Tres reglas que evitan que te suplanten la identidad

Una de las preocupaciones dentro del mundo de las redes sociales es que alguien actúe en nuestro nombre, suplantándonos la identidad.

La suplantación de identidad consiste, en principio, en conseguir la clave de acceso de alguien, acceder a su cuenta y comportarse como la persona suplantada: cambiar datos, fotos, incluso publicar comentarios obscenos, borrar amigos, enviar mensajes molestos … Esto, desgraciadamente, es más habitual de lo que parece, sobre todo entre los más jóvenes.

Vamos a comentar tres reglas básicas que pueden evitar que nos suplanten de identidad.

La primera regla es que la contraseña es secreta, personal e intransferible. Esto puede ser complicado hacérselo ver a un menor, quizás por su falta de malicia. Los más jovencitos hacen públicas sus contraseñas entre sus amigos. Hay que convencerles de que “su contraseña es su mejor y mayor secreto“. ¿Y si se la han dicho a alguien? Pues, rápidamente, se cambia y a seguir.

La segunda regla es “Cerrar bien la Sesión” al terminar en la red social o en el correo electrónico. Resulta bastante habital darle al aspa y cerrar la ventana “a lo bruto” sin Salir bien de la aplicación web. Esto es mucho más crítico si no estamos en nuestro ordenador personal. En los niños ocurre frecuentemente, en los ordenadores de la sala de informática del colegio. Otra persona podría sentarse en ese ordenador, que acabamos de abandonar “sin cerrar bien la sesión”, y continuar trabajando como si fuésemos nosotros.

La tercera regla. Por último, una buena costumbre es no chequear nunca, al empezar a trabajar, “No cerrar sesión“, “Recuérdame” o, si nos preguntan si queremos Guardar la Contraseña, pulsar el botón “Jamás para este sitio“. De otro modo estamos dando demasiadas facilidades para que otra persona acceda con nuestra identidad.

Veto a la pornografía infantil

mafalda bastaEl Ministerio del Interior estudia con los proveedores de Internet la puesta en marcha de un sistema de vigilancia que permitia filtrar todas las páginas de pornografía infantil y redirigirlas a una página de Stop administrada por la Policía Nacional.

El proyecto está pendiente de un informe que está redactando al efecto la Abogacía del Estado. El dispositivo, cuyo fin es bloquear el acceso a las páginas de pornografía infantil, es fruto del proyecto policial europeo CIRCAMP.

Por otra parte, el PP ha registrado en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley en la que pide al Gobierno que acuerde con las redes sociales mejorar la protección de menores, sobre todo, frente al acoso, la intimidad, facilitar mecanismos para denunciar, etc.

Precisamente, y según recuerda el grupo popular, en febrero la Comisión de la Unión Europea firmó un pacto con 17 redes sociales, entre ellas Facebook y Myspace, para garantizar la seguridad de los menores en la red.

Acoso

acosoDos casos de acoso salpican los medios de comunicación.

Uno de ellos con agresión sexual. Un joven de 26 años fue detenido el pasado 19 de mayo.

La denuncia fue interpuesta el mismo día de la detención por la menor y su madre. En ella relataba “que hacía unos meses había contactado mediante la red social Tuenti con un joven  y que tras, conocerle personalmente, el mismo le había sometido a diversas agresiones sexuales, llegando incluso a acosarla posteriormente con llamadas telefónicas y a través de internet“.

El otro caso, una menor detenida por suplantar e injuriar en Tuenti a una compañera. La joven se hacía pasar por la amiga para insultar a otros escolares.

La menor denunciante, y víctima del acoso, comunicó en la comisaría que una persona desconocida había entrado en su perfil  y estaba realizando comentarios, insultos y amenazas a otros compañeros de su centro escolar, que también estaban en esta red social.

La situación de acoso que sufrió la chica la llevó incluso a solicitar ayuda psicológica, y su estado de angustia llevó a la familia a plantearse el cambio del centro escolar por las malas relaciones que se registraban con sus compañeros de aula.

Puedes encontrar toda la información referente al acoso en http://www.ciberbullying.com/ o bien en la pestaña “Peligros” de esta web.
votar

Un nuevo suicidio. ¿Podemos hacer algo?

lluvia azulAunque ha sido en EEUU, salta a la red un nuevo suicidio de un adolescente de 15 años tras ser sometido a un acoso en Facebook. El peligro del mal uso de las redes sociales está muy muy claro.

Según sus amigos un chico agradable, “travieso pero incapaz de hacer daño a nadie”. Este jueves puso fin a su vida ahorcándose tras sufrir un supuesto acoso o ‘ciberbullying’ a través de Internet, según investigaciones policiales.

La pregunta es ¿Qué podemos hacer los padres y los educadores?.

Si las redes sociales pueden ser un peligro potencial deberemos, si son desconocidas para nosotros, hacer un esfuerzo y aprender a usarlas. De esta forma, podremos aconsejar o, simplemente, hablar y comunicarnos con los jóvenes.

Obtener la formación adecuada para poder hablar con ellos de estos temas, e incluso llegar a conocer su estado de ánimo por medio de la red ¿por qué no?.

Debemos ayudar a nuestros hijos a ser usuarios juiciosos y cuidadosos con el uso de las nuevas tecnologías.

votar