Archivo de la etiqueta: Legislación

¿Poner etiquetas a las personas? ¿Etiquetarlas? Puff, ni en internet

Desde pequeños nuestros padres y profesores nos educaron a no poner etiquetas a nadie. Nos enseñaron que etiquetar a las personas está mal, que podemos hacer daño calificando o descalificando a alguien, incluso podemos influir negativamente en la otra persona. Que poner un “San Benito” no está bien.

Hoy en día todo esto se ha trasladado a internet. Nuestros hijos pueden caer en el error de etiquetar a uno de sus “amigos” en una imagen en una red social, intentando hacer reír al resto del grupo o descalificándole con una etiqueta porque le ha hecho algo que le ha sentado mal.

 

Al igual que lo hicieron nuestros padres, es nuestro deber enseñar y corregir a nuestros hijos.

Más a más, hoy en día poner etiquetas en internet “con mala intención” puede considerarse ciberbullying (acoso), y podría ser catalogado como un delito de acoso. Si tu hijo acosa, tú puedes ser responsable. Si el adolescente es menor de 14 años los padres y/o el colegio tienen que responder civilmente por sus actos (puedes leer más sobre esta aserción haciendo clic aquí)

Suplantar la identidad en internet, ¿es delito?

Una consideración previa es que para registrase y darse de alta en un sitio Web no hay ningún procedimiento que garantice que la identidad de la persona es realmente la que dice que es. Hay usuarios, de todo el mundo, que se dan de alta haciéndose pasar por otra persona (robando la identidad digital).

justiciaEsa suplantación únicamente es delito, de acuerdo al artículo 401 del código penal, si lo que se usurpa es el estado civil de otro (el Código Penal usa el concepto civil como «identidad» o «personalidad»). En este caso, la conducta puede ser castigada con pena de prisión de seis meses a tres años. Eso sí, si lo que se hace es simplemente crear un perfil inventado o con datos falsos, la conducta no es delito. Inventarse datos para participar en una red social no lo es. Para serlo ha de existir verdadera suplantación que no se limite al nombre sino a todas las características que integran la identidad de una persona.

Otra modalidad, de suplantación de identidad, consiste en conseguir la clave de acceso de alguien, acceder a su cuenta y cambiar datos, fotos o añadir comentarios obscenos, borrar amigos o enviar mensajes molestos, … Esto, desgraciadamente, es más habitual de lo que parece, sobre todo en menores de edad, quizás su falta de malicia hace que revelen sus contraseñas a sus “amigos” y estos entren en sus cuentas. ¡Cuidado, se puede incurrir en una falta muy grave!

Entrar en la cuenta o el perfil de otra persona puede conllevar graves consecuencias jurídicas. Al acceder a una cuenta ajena se puede estar cometiendo un delito de lesión de privacidad, lo que está considerado como una forma de descubrimiento y revelación de secretos; este delito es denominado hackering y se contempla en el artículo 197 del Código Penal. Para acceder a la cuenta o perfil de otro es probable que se hayan tenido que provocar daños a sistemas informáticos para saltarse o conseguir las claves y contraseñas, lo que, a su vez, se convierte en un delito de «daños a redes, soportes o sistemas informáticos», el crackering (artículo 264 del Código Penal).

Suplantación de identidadOtro error grave que puede provocar que se suplante la identidad es no cerrar la sesión al terminar, darle al aspa de la ventana sin más. Esto es mucho más crítico si no estamos en nuestro propio ordenador. Otra persona se podría sentar en el ordenador, que acabamos de abandonar sin cerrar bien la sesión, y continuar trabajando con nuestro perfil suplantándonos. Una vez el individuo ha accedido al perfil o a la cuenta de otro, si se hace pasar por el verdadero titular de la misma estará cometiendo un delito de usurpación de estado civil (artículo 401 del Código), a no ser que se dé el extraño caso de que el perfil al que ha accedido fuese a su vez falso, en cuyo caso no sería de aplicación este delito ni tan siquiera el hackering; sí el crackering. La combinación de delitos varía en función del tipo de acceso, los datos a los que se acceda y el uso que se haga. De una manera u otra, estos delitos son cada vez más usuales. El hecho de que la usurpación de identidad hubiera sido o no una broma -algo que argumentan algunos «piratas»- no exime de responsabilidad a su autor, aunque sí podría llegar a ser considerado como atenuante.

Por último y para evitar problemas, acostúmbrate a no chequear nunca la pregunta “Recordar contraseña” cuando te identifiques al abrir la sesión. De hacerlo así estás dando muchas facilidades para que otra persona acceda con tu identidad.

Fuente: http://www.abcdesevilla.es/

Tu derecho fundamental a la protección de datos

Hoy, en el Día Europeo de la Protección de Datos, la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos) ha publicado una guía práctica sobre nuestros derechos a la protección de datos“. (Ver guía).

En la guía nos indica que “debemos ser conscientes de que toda esta información revela aspectos de nuestra personalidad. Nuestros datos, dicen todo sobre nuestra personalidad y es esencial al usarlos, saber cómo protegerlos“.

El derecho fundamental a la protección de datos es la capacidad que tiene el ciudadano para disponer y decidir sobre todas las informaciones que se refieran a él. es un derecho reconocido en la Constitución Española y el Derecho Europeo y protegido por la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD)“.

Esta Guía tiene por objeto ayudarnos a saber como debemos actuar cuando alguien ha solicitado o utilizado nuestros datos personales y a defender nuestros derechos pero también a aprender a comportarnos adecuadamente cuando usamos datos de los demás. En nuestra sociedad, adquirir una cultura sobre protección de datos es básico para la convivencia.

La guía responde a

  • ¿Qué es un dato personal?
  • Cómo deben tratarse los datos
  • Mis derechos
  • No han respetado mis derechos ¿Qué puedo hacer?
  • ¿Puedo tratar datos de otras personas? ¿Qué debo hacer?
  • Qué cosas debo saber sobre algunos tratamientos de datos

Debe haber algo más (2)

The EndContinuando con la reflexión sobre la propuesta de la ley Alemana en relación a la privacidad, llama la atención que lo que busca, bajo ese paraguas de “privacidad”, es prohibir que las empresas utilicen las redes sociales, como facebook, para evaluar el comportamiento de las personas. Eso es lo que nos dicen las informaciones publicadas en los medios (ver éste artículo en elmundo.es o en elpais.com).

En este sentido el semanario británico The Economist, en su edición on-line, ha lanzado una encuesta para valorar si los internautas piensan que los gobiernos protegen nuestra privacidad en internet o no. (Ver encuesta)

Esta es la cuestión, ¿protegen los gobiernos nuestra privacidad en Internet? ¿Son suficientes los esfuerzos gubernamentales para protegernos?

No se trata de poner límites a ese mar sin orillas que es internet. Internet es un mundo abierto donde interactúan sujetos públicos y privados, individuales y colectivos de todo el mundo, que constituyen una sociedad virtual fundada en relaciones comerciales, educativas, sociales, culturales e incluso políticas.

Por tanto, debe existir una regulación seria y un debate apropiado entre la defensa de la autonomía, privacidad y anonimato del usuario individual y, por otra parte, la preocupación por el derecho de la empresa a la libre actuación en Internet y a la defensa de la seguridad colectiva.

Debe haber algo más en la ley Alemana ¿verdad?.
.
votar

Debe haber algo más (1)

AssurancetourixLeemos estos días que en Alemania se quiere llevar a cabo un proyecto de ley que permita la “privacidad en el trabajo”. (… hasta aquí estupendo …). Con esta ley se pretende que existan restricciones para utilizar las redes sociales como facebook para seguir el rastro de las personas. (… Esto no lo entiendo muy bien… sigamos leyendo …)

El New York Times explica que esta ley evitará que se pueda descartar a un candidato por su comportamiento en la red, sólo permitiendo buscar información en redes sociales ‘estrictamente profesionales’ como Linkedln. (¿Pero hay algo que esconder?¿Se trata de mirar hacia otro lado? Seguro que hay algo más …).

Según declaró para Associated Press el comisionado alemán para la protección de datos y la libertad de información, Peter Schar, la propuesta es “una mejora considerable en el ‘status quo’ a la hora de tratar con los datos de los empleados”.

¿Tú lo entiendes? He copiado y pegado párrafos de medios de comunicación de reconocidísimo prestigio.

Evidentemente en Facebook se han molestado y, Sarah Roy portavoz de Facebook, ha indicado que la privacidad la define cada usuario, etc, etc.

Los gobiernos ¿no deberían fomentar políticas que favorezcan el buen uso de las nuevas tecnologías?

Me viene a la mente la peli “Sopa de ganso” en la que Groucho dice ¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?
votar

Veto a la pornografía infantil

mafalda bastaEl Ministerio del Interior estudia con los proveedores de Internet la puesta en marcha de un sistema de vigilancia que permitia filtrar todas las páginas de pornografía infantil y redirigirlas a una página de Stop administrada por la Policía Nacional.

El proyecto está pendiente de un informe que está redactando al efecto la Abogacía del Estado. El dispositivo, cuyo fin es bloquear el acceso a las páginas de pornografía infantil, es fruto del proyecto policial europeo CIRCAMP.

Por otra parte, el PP ha registrado en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley en la que pide al Gobierno que acuerde con las redes sociales mejorar la protección de menores, sobre todo, frente al acoso, la intimidad, facilitar mecanismos para denunciar, etc.

Precisamente, y según recuerda el grupo popular, en febrero la Comisión de la Unión Europea firmó un pacto con 17 redes sociales, entre ellas Facebook y Myspace, para garantizar la seguridad de los menores en la red.

La Reforma del Código Penal contempla la red

hackers_smallEl Gobierno de España aprobó, el pasado 29 de abril, el Proyecto de Reforma del Código Penal según la cual, los ataques informáticos pasan a considerarse un delito que está tipificado hasta con penas de cárcel.

Concretamente, en su artículo 197.3, dice “El que por cualquier medio o procedimiento y vulnerando las medidas de seguridad establecidas para impedirlo, acceda sin autorización a datos o programas informáticos contenidos en un sistema informático o en parte del mismo o se mantenga dentro del mismo en contra de la voluntad de quien tenga el legítimo derecho a excluirlo, será castigado con pena de prisión de seis meses a dos años“.

Según el Consejo de Ministros, esta reforma pretende dar respuesta penal ante nuevas formas de criminalidad, como las derivadas de las nuevas tecnologías.
votar