Archivo de la etiqueta: Móviles

Recomendaciones sobre el uso del móvil, por Gregorio Luri

Gregorio Luri en su libro «Mejor educados. El arte de educar con sentido común»  nos propone que los niños deberían firmar una especie de contrato antes de entregarles su primer móvil.

Mejor educados

Concretamente, expone uno redactado por una madre, que durante un tiempo ha estado circulando por internet, y que recoge, entre otros, los siguientes puntos (copio y pego):

  1. El teléfono es mío. Yo lo he comprado y lo he pagado. Te lo estoy prestando. ¿Verdad que soy estupenda?
  2. Siempre sabré la contraseña
  3. No ignores nunca una llamada si en la pantalla dice «mamá» o «papá»
  4. Me entregarás el móvil a las 19.30 h los días de colegio y a las 21 h los fines de semana
  5. No puedes llevar el teléfono a la escuela
  6. No lo uses para engañar a nadie
  7. No digas nada, ni por mensaje, ni por correo electrónico, ni en una conversación, que no dirías en voz alta con tu madre delante
  8. Nada de pornografía
  9. Siléncialo en un restaurante, en el cine o mientras estés hablando con otra persona
  10. No envíes fotos de tus partes íntimas. Es peligroso y podría arruinar tu vida

Gregorio añade algún punto más:

  • Cuando estés haciendo los deberes, tu móvil debe estar apagado
  • Cuando nos sentamos todos juntos en la mesa han de estar todos los móviles …

Buenos consejos, de sentido común. Muchas gracias por tu libro Gregorio

Anuncios

SecureKids, mucho más que un Control Parental para el móvil

SecureKids te propone una forma respetuosa de controlar, de manera integral, los dispositivos de tus hijos, en cualquier momento y en cualquier lugar.

¿Por qué poner un filtro en el dispositivo de tu hijo? ¿Es un buen argumento: “Porque la seguridad de tu hijo es lo más importante”?

Con SecureKids puedes controlar sus dispositivos Android de una forma cómoda, rápida, sencilla y totalmente GRATIS.

SecureKids

Algunas de las funcionalidades de SecureKids

  • Programar alarmas en el dispositivo, desde internet de forma remota, incluyendo mensajes, avisando a tu hijo de cualquier cosa.
  • Añadir una lista de páginas accesibles desde el dispositivo y automáticamente se bloqueará cualquier otra página que no esté en la lista.
  • O seleccionar un filtro, dándole libertad para moverse por el resto de páginas, evitando que acceda a páginas no aptas para ellos. Además, se pueden añadir webs que no estén incluidas en estos filtros, ya sea para permitirlas o bloquearlas.
  • Elegir qué buscadores puede utilizar, desde el nivel más permisivo al más seguro, bloqueando el contenido que el buscador considera indeseable para menores.
  • Controlar qué aplicaciones puede utiliza. Además, puedes determinar un tiempo de uso de las aplicaciones.
  • Crear una lista blanca de números de teléfono, de forma que solo podrá enviar y recibir llamadas de los números que hayas seleccionado.
  • Conocer la ubicación exacta de tu hijo de una forma cómoda y fácil (geolocalización)
  • Tiene un botón de emergencia que emite una señal que posiciona en el mapa , tomando, si es posible, una fotografía de forma automática, y enviando un mail al correo del padre o madre del menor, avisándole de la emergencia.

Todas estas opciones se pueden configurar desde cualquier dispositivo, directamente desde la web de SecureKid.

La aplicación solo podrá desinstalarse con un código proporcionado a los padres o usando el nombre de usuario y contraseña.

El equipo humano de SecureKids está formado por ocho jóvenes Ingenieros de la Universidad de Málaga

ENHORABUENA SecureKids ! Buen trabajo !!!

Sitio web oficial: https://securekids.es/

“Safe kids parental control” un control parental para el móvil recomendado por nuestros lectores

En PadresenlaRed nos hacemos eco de comentarios, publicados en el blog por algunos de nuestros lectores, sobre la utilización del control parental para el móvil Safe kids parental control.

Safe kids parental control

Cada vez es más temprano el uso de los móviles. Hace unos años los niños se entretenían y distraían viendo vídeos y películas. Hoy en día, resulta bastante normal que los dispositivos móviles sean auténticas niñeras digitales.

Esto hace que, si no tenemos cuidado, el menor se transforme en un phonbie , en una persona absorta y embebida en los dispositivos.

Por qué instalar un control parental en el móvil

  • Si le dejamos nuestro móvil al menor para que se distraiga, si tenemos un control parental, evitaremos que acceda a nuestros datos privados, que lea nuestro whatsapp o nuestro correo, o que entre en apps privadas y de uso personal
  • Si tiene su propio móvil podemos impedir que descargue o use aplicaciones sin permiso
  • Evitar que haga compras en google play o por internet
  • Restringir la conexión a ciertos horarios (limitar su uso en horario de colegio, actividad extraescolar, etc)
  • Bloquear el dispositivo por la noche, para que no se transforme en un vamping (persona que sigue conectado al irse a la cama y con las luces apagadas)

Está claro que tener instalado un control parental en el móvil presenta más ventajas que inconvenientes.

Descargar de Google play: https://play.google.com/store/apps/details?id=parental.control.safekids

Cuidado!!! Ahí hay un Phonbie

Están por todas partes. Se levantan y antes de encender la luz de la habitación consultan el móvil. Se acuestan y después de apagar la luz, encienden el móvil. Para llamarles a la mesa a comer hay que enviarles un Whatsapp. Comen con el móvil, estudian con el móvil, trabajan con el móvil.

A los Phonbies les come el ansia de estar conectados, informados de todo y de no querer perderse nada.

Totalmente atrapados a sus dispositivos. Andan por la calle, por los pasillos, suben escaleras, …, hacen todo absortos en sus pantallas.

Esa ansiedad en ocasiones se convierte en agresividad, mal humor, afectando directamente al estado de ánimo. En otras ocasiones se asocia o bien a la obesidad o bien a todo lo contrario.

¿Cómo se reconvierte un Phonbie?

Los padres de familia y educadores tenemos una grave responsabilidad. Existe una gran cantidad de estímulos que atraen y reclaman la atención del Phonbie: mensajes de textos, imágenes, pequeños vídeos, música, … Es evidente que la tentación a responder inmediatamente al dispositivo es máxima, sin tener en cuenta para nada la actividad que se está realizando, sea cual sea.

El primer paso para reconvertir a un Phonbie es dando ejemplo. Los padres y educadores tenemos que dar ejemplo de autodominio. Si suena el móvil y estamos hablando personalmente con alguien, en una reunión o haciendo una actividad que requiere la máxima atención, lo mejor es desconectarlo. Está claro que la virtud de la templanza es una aliada.

Algunos comportamientos pueden ayudar al Phonbie a “desconectar”

  • Poner el dispositivo en modo avión o modo silencio o en no Molestar (sobre todo por la noche)
  • En la mesa, a la hora de comer, establecer un sistema de sanciones (multas económicas) a aquellos que muestren su dispositivo
  • Mantener el dispositivo fuera del alcance de la vista, e intentar que, además, esté fuera del alcance de la mano
  • Por la calle no llevar el móvil en el bolsillo. Es preferible llevarlo en el bolso o en la mochila
  • En el horario de estudio pon el móvil en silencio, quita la vibración y colócalo boca abajo para evitar el destello de los mensajes (este remedio es infalible)
  • Para evitar el whasa-pito pon el móvil en silencio y quita las notificaciones de whatsapp en los grupos
  • Reduce el número de megas mensual del plan de datos, así el Phonbie utilizará el móvil cuando sea realmente necesario
  • Si se consume totalmente el plan de datos, pon una multa y deja el dinero en una hucha, después añádele más megas ese mes al plan de datos y aumenta la multa de forma exponencial

Conclusión

Saber poner límites al uso de los dispositivos evitará fenómenos como la ansiedad o, en casos extremos, una especie de dependencia. Ciertas actitudes ayudarán a la convivencia y a cultivar de forma correcta las relaciones humanas.

 

El uso del móvil ¿define la personalidad?

Los médicos griegos Hipócrates (460-370 a.C.) y Galeno (129-200 d.C.) distinguían en las personas cuatro tipos de carácter: Sanguíneos (personas con un humor muy variable), Melancólicos (personas tristes y soñadoras), Coléricos (personas de voluntad fuerte y sentimientos impulsivos) y Flemáticos (personas que les cuesta decidir, suelen ser apáticas, a veces con mucha sangre fría).

¿Cómo definirían hoy a las personas en función del uso de su móvil? Con mucho humor, claro

  • Pisacacas, persona que anda por la calle pendiente de la pantalla de su móvil. También conocido como Walking Dead
  • Selfie, persona que aprovecha cualquier ocasión para salir en la foto
  • Vamping, persona que después de apagar la luz para dormir enciende su móvil
  • Conectao, persona fiel a su móvil y a sus contactos, envía mensajes 24 horas x 7 días a la semana
  • Emoticono, persona que en sus mensajes incluye más emoticonos que palabras o letras
  • Troll, persona que envía mensajes negativos, siempre enfadada y con ganas de bronca
  • El grupos, persona que su mejor amigo son los grupos
  • Videofilo,persona que aprovecha cualquier vídeo para enviar un mensaje
  • El poses, miembro nato de la comunidad de Instagram
  • Enredao, incondicional de todas las redes sociales

Por último, puedes mirar el siguiente vídeo para ver que sensaciones te produce. Se trata de un test para descubrir lo apegado que se está al móvil.

El mejor amigo del hombre: el móvil

Estamos, sin querer, inmersos en una sociedad donde lo más importante es estar conectado. Esa “comunicación permanente” nos ha creado la necesidad de estar estrechamente unidos a nuestros dispositivos que se han convertido en nuestros “mejores amigos”.

La utilización, cada vez más desmedida, de los dispositivos móviles ha dado lugar a la aparición de “nuevas conductas”. Y no se ha tardado mucho en bautizar y poner nombre a estos “comportamientos”. Algunas de estas conductas se han identificado con “alteraciones o trastornos”, aunque en ciertos casos se trata más bien de detalles de falta de educación.

Veamos algunos ejemplos de estas “alteraciones” de comportamiento en el uso de dispositivos:

  • Nomofobia (en la wiki) es el miedo irracional a no tener el móvil a mano.
  • Phubbing (en la wiki) es prestar más atención al teléfono móvil que a las personas que nos rodean.
  • Vamping, se trata de seguir conectados cuando nos vamos a dormir, en la cama y con las luces apagadas
  • Fomo (en la wiki), es miedo de perderse algo, en inglés Fear Of Missing Out, por no estar conectado a internet. Miedo a quedarse fuera de juego.

Ser consciente de ello es el primer paso para combatir estas actitudes. No hay que olvidar que somos el ejemplo de los más jóvenes.

 

¿Whasappeamos más que hablamos?

Whasappear, tuitear, facebuquear, … ¿Cuándo ha sido la última vez que has consultado el móvil? ¿Cuántas veces lo has hecho hoy? ¿Cuántos mensajes has recibido?

Esto no tiene parangón. Sin whatsapp te pierdes la mitad de los planes o no te enteras de la mitad de las cosas, ¿verdad?

Todo se whasappea o se tuitea. Recuerdo con horror un mensaje que publicó a su familia un soldado israelí: “El miércoles vamos a limpiar el pueblo de Qatana y el jueves, si Dios quiere, volvemos a casa”. Evidentemente el ejercito anuló esa “operación secreta”. Puff, un poquito de privacidad, por favor.

Te copio-pego un vídeo con algunos buenos consejos de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) a través de Leo Harlem. No tiene desperdicio.

El mensaje es claro: Cuidado con lo que haces con el móvil, utilízalo con cabeza.

… Y recuerda, nuestros hijos son lo que ven (este es uno de mis anuncios favoritos: haz clic para verlo Es en casa donde se amueblan las cabezas)

Phubbing y Vamping, una realidad que empobrece las relaciones sociales

Hay que reconocer que los dispositivos móviles y sus apps son muy pegajosos. Nos mantienen “conectados” las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Resulta paradójico que cuanto más conectados estamos, más desconectado se está de la vida real. Esta situación ha dado lugar a términos nuevos como el phubbing y el vamping.

El phubbing es la actitud de estar más pendiente del móvil y prestarle más atención que a las personas.

El vamping es seguir “conectado” con los amigos por la noche, en la cama, con las luces apagadas.

Este uso desmedido de los dispositivos produce cambios en el comportamiento (mal humor, estrés,…), alteración del sueño y de los hábitos alimenticios. También suele afectar al rendimiento escolar.

Qué podemos hacer

  • Sabemos que el ejemplo tiene más fuerza que poner reglas, por ello, debemos ser ejemplares con nuestros hijos en el uso de los dispositivos.
  • Puedes configurar las redes sociales de tus hijos para evitar que reciban mensajes de forma indiscriminada, evitando el spam o correo no deseado. De esta forma no se recibirán mensajes del tipo: ser mencionado, solicitud de amistad, toques,…
  • Anímale a que sólo esté en los grupos de mensajería (whatsapp, line, telegram, …) estrictamente necesarios.
  • Enséñale a poner, por la noche, el móvil en “modo avión”. Así, además de desconectar el móvil incluso de las llamadas, ahorrará mucha batería.
  • Añade esta norma en tu casa: Durante las comidas no se coge el móvil

A continuación te dejamos el corto LOOK UP. Se trata de una reflexión sobre el uso desmedido de los dispositivos móviles. Este vídeo ha sido visualizado más de 55 millones de veces.

 

Nomofobia, ¿Qué es? ¿Qué efectos tiene?

Presentamos un reportaje elaborado por los alumnos del Master de periodismo multimedia (El Correo – UPV / EHU) sobre la nomofobia

Se trata de una reflexión sobre conductas límite en las que podemos caer con nuestros dispositivos móviles.

Algunas ideas al vuelo que se plantean en este reportaje son:

  • ¿Qué ocurriría si te quedases sin él?
  • ¿Hasta que punto estás “enganchado” a tu dispositivo?
  • ¿Dónde está el límite de tu apego a las redes?

Los efectos de la nomofobia son, principalmente, la adicción y la perdida de privacidad, al contarlo todo en las redes sociales.

¿Enganchado al móvil? Evítalo (Vídeo)

El móvil se ha convertido en el compañero insustituible de muchos jóvenes. Tal es así que, incluso, ha surgido una nueva patología, la nomofobia o miedo irracional a salir de casa sin el teléfono móvil.

Los padres y educadores podemos prevenir y evitar este tipo de conductas, al detectar y corregir pequeños vicios.

Ahí van una serie de ideas y sugerencias que te pueden ayudar y dar algunas luces. Tengo que decir y sobre todo agradecer la ayuda inestimable de algunos buenos amigos que han colaborado en la confección de esta lista.

  1. Los expertos en protocolo no se ponen de acuerdo sobre si el móvil va a la derecha o a la izquierda del plato, por favor, evita polémicas y no te lo lleves a la mesa.
  2. Durante las comidas, el primero que atienda el móvil paga las copas.
  3. Si mientras comes usas el móvil engordarás más de la cuenta al no enterarte de lo que estás comiendo.
  4. No te engañes. Estudiar de verdad, aprendiendo (no simplemente “estando”), con whatsapp no se puede. No es problema tuyo: no puede nadie. Apaga el móvil durante tu tiempo de estudio. Si es TAN importante, seguro que te llaman a casa.
  5. Educa a tu móvil para que no se convierta en un caprichoso que lo quiere todo, como los niños pequeños. Enséñale a esperar. Le harás caso en el momento oportuno. Eres tú el que decide cómo y cuándo.
  6. Nunca sustituyas una buena conversación cara a cara, una mirada, un gesto, por una fría y automática conexión.
  7. ¿Amigos virtuales? Molan más los reales.
  8. ¿Reunión de amigos y todos mandado mensajes? Patético, más que un plan es un plante.
  9. Procura que en tu vida sea más poderoso el afán de aportar, de crear y compartir tiempo con las personas que más quieres, que el de poseer mensajes y llamadas.
  10. No cambies la serenidad de la contemplación de un paisaje, del cielo azul, del mar, con la cabeza erguida, por una mirada absorta e impaciente a la espera de un mensaje.
  11. Paseando por la calle no vayas enviando mensajes o, al final, pisarás esa mi..da que está ahí delante.
  12. Ojo con tus chats, no sea que te acerque a los que están lejos y te aleje de los que están cerca.
  13. Si habitualmente descuelgas el móvil cuando estás hablando con alguien, cara a cara, ¿por qué te sorprende que ese alguien te deje colgado cuando quedas con él?
  14. El móvil tiene su propia habitación, ya es mayorcito para dormir contigo. Antes de irte a dormir, dale las buenas noches, desconéctalo y apárcalo lejos, fuera de tu alcance.
  15. Por la noche desactiva el sonido del móvil, vela por tu descanso y por el de tu gente.
  16. Usa el móvil para llamar y entablar una conversación libre de emoticonos y otros signos. No te prives de disfrutar del tono de voz de tu interlocutor.
  17. Conduciendo ni llamadas, ni whatsapps. No es por tu economía, que también, es por tu vida, la real.
  18. Hablando con un amigo, cara a cara, o en una reunión, y suena el móvil. No descuelgues o perderás a un amigo o te tendrán que contar, otra vez, la reunión
  19. Fíjate límites en el tiempo de uso diario. Encuentra otras actividades que te distraigan y te diviertan.
  20. Márcate retos y practica el ayuno tecnológico esporádicamente, te ayudará a aumentar tu autoestima.

Y, ahora sí, el vídeo prometido, porque como sabemos “una imagen vale más que mil palabras”