Utiliza internet con cabeza, evita ser un delicuente

Internet va en serio ¿Y tú? En ocasiones podemos olvidar que Internet no es el Salvaje Oeste, aunque lo parezca. La ley se aplica en internet. Situaciones de ciberacoso, ciberbullying, sexting, grooming, phising, pharming o carding; o lo que es lo mismo: acoso, amenazas, coacciones, revelación de secretos, delitos sexuales, violencia de género o estafas están al orden del día.

Crear hábitos en el uso de los dispositivos móviles puede evitar caer en conductas inadecuadas, incluso delictivas, en muchas ocasiones sin ser conscientes de ellas.

Nos viene genial para documentar este artículo la “Guía de Protección y Prevención de Delitos” elaborado por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Repasemos algunas de estas situaciones:

En internet compartimos todo sin darnos cuenta (oversharing) y ¿pedimos permiso para ello?: datos personales (propios y de terceros), fotografías, vídeos o audios. Esto puede suponer sanciones administrativas e incluso penales (delito de descubrimiento y revelación de secretos y contra la integridad moral).

Las amenazas o coacciones son delito, se denomina ciberacoso o ciberbullying si se produce entre menores. Si el autor es un menor la pena puede repercutir en sus padres y/o educadores.

Son delitos las calumnias e injurias y si se realizan por Internet las penas que se imponen se agravan. No debemos olvidar que Internet proporciona una falsa sensación de anonimato que no existe, todo lo que se publica en internet deja rastro.

Cualquier acto de violencia física y psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad, que se realice contra mujeres por parte de quien sea o haya sido su cónyuge o de quien esté o haya estado ligado a ella por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia, es Violencia de Género.

Cuando en Internet se utiliza la identidad de otra persona para hacerse pasar por ella o para decir u ofrecer algo en su nombre se está suplantando su identidad y, además de constituir un ataque contra la privacidad, puede dar lugar a que se cometan varios tipos de delitos.

En el documento de la AEPD encontrarás ejemplos de casos de suplantación de identidad constitutivos de delito.

Publicar en las redes sociales fotografías que inciten al odio de personas, por ejemplo, por su origen, religión, orientación sexual, y etiquetarlas con mensajes ofensivos es un delito de odio. Cuando estos actos se cometen por medio de Internet o mediante el uso de las TIC puede verse agravada la sanción

En el documento de la AEPD encontrarás más circunstancias que ocasionan delitos, e incluso hay un capítulo dedicado a “Cómo Evitar Cometer Delitos y otro con “Consejos para no ser Víctima. TE ANIMO A LEERLOS. También encontrarás los artículos del código penal relacionados con estos delitos.

Desde aquí damos las gracias  a la Agencia por abrirnos los ojos. GRACIAS !!! 😉

Informe de la AEPD: https://www.aepd.es/media/guias/guia-proteccion-datos-y-prevencion-de-delitos.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.