Una idea para educar en internet: familyon

Quizás hayas leído más de una vez en este blog que en internet no podemos prohibir continuamente a nuestros hijos: – No te conectes a internet; – No te apuntes a una red social; – No …

No podemos estar siempre prohibiendo, … no funciona prohibir, “funciona Educar”.

Lógicamente, esta tarea de educar se tiene que adecuar a la edad del educando. No es lo mismo formar a un niño que a un adolescente.

Pero ¿cómo educo en internet?

Hemos encontrado un sitio web cuyo objetivo es precisamente ese. Esta lleno de contenidos para “Educar en internet”.

Este sitio web se llama Familyon (https://www.familyon.es/) y presenta distintas secciones, dependiendo de la edad. Encontrarás bastante variedad: desde juegos para disfrutar “en familia”, a preguntas que puedes hacer en función de la edad de tu hijo. También contiene artículos de rabiosa actualidad, más especializados sobre el uso de internet.

La sección de “preguntas” nos parece muy interesante pues nos da ideas sobre qué preguntar a mi hijo sobre internet, dependiendo de su edad. La sección se llama: Ideas para hablar en familia sobre pantallas. Aquí tiene el enlace a esta sección: https://www.familyon.es/ideas-para-hablar-en-familia-sobre-pantallas/

Recuerda que es muy conveniente tener conversaciones desenfadadas sobre temas relacionados con internet con tus hijos.

En cuanto a los juegos, son actividades multimedia que pretenden potenciar habilidades como la creatividad, el pensamiento crítico, la inteligencia racional o la innovación.

El objetivo de este sitio web es disfrutar en familia del uso positivo de las tecnologías de la información y la comunicación.

Anuncios

ThisCrush, una red social para no estar

ThisCrush es una red social cuya comunidad está formada principalmente por jóvenes entre 12 a 20 años. Nació en el 2016 y se ha hecho muy popular a partir de mediados de 2017.

Su éxito se debe a que está pensada para enviar mensajes bajo el anonimato (realmente un falso anonimato pues la Policía puede llegar a seguir el rastro de los mensajes). Para facilitar las cosas permite darte de alta sin, ni siquiera, indicar tu correo electrónico, basta con un nombre de usuario y una contraseña.

La palabra Crush hace referencia a un “amor platónico” y quizás esto les haga caer a más de uno en los lazos de esta red.

ThisCrush se ha convertido en una de las redes sociales más peligrosa. La red se usa para ligar pero desgraciadamente se usa sobre todo para ofender, insultar, amenazar y acosar. En los términos y las condiciones de esta red social dice que “usted es el único responsable de los contenidos que publique”, o lo que es lo mismo, la red no se responsabiliza de lo que se escriba en ella.

Otro aspecto que ha hecho que la red tenga tanto éxito es que permite vincularla con Instagram.

El único modo de evitar los peligros de esta red es no formando parte de ella, y si ya de forma parte entonces dándose de baja de la red.

La Red indiscreta

Estos días navegando por las redes me he sentido, un poco, como James Stewart en la película “La ventana indiscreta”, de Alfred Hitchcock. En la película, el fotógrafo profesional Jeff (James Stewart) confinado en su apartamento, tras romperse una pierna, mata el tiempo mirando por la ventana de su dormitorio, observando a los vecinos que dejan sus ventanas abiertas para poder soportar el calor.

Las Redes sociales son esa “Ventana indiscreta” donde los “vecinos” publican los dimes y diretes sin ningún tipo de pudor. Es un escaparate público y notorio donde se describen hechos que nos delatan y ponen de manifiesto nuestra intimidad (forma de vida, pensamientos, …). En las redes se comete el grave error de publicar situaciones que van dirigidas a tan solo unos pocos y sin embargo las distribuimos a toda la “comunidad de amigos” sin establecer ningún tipo de distinción entre los receptores.

Haciendo una reflexión, hay una sutil diferencia entre la Ventana indiscreta de Hitchcock y la Red Indiscreta de Internet y es el modo en que sus personajes interactuan con el exterior. Podríamos decir que en la película es un modo pasivo, pues ellos no esperan que sus conversaciones sean escuchadas y en Internet es un modo activo porque la persona hace público todo lo que manifiesta.

Ni que decir tiene que los actores de la Red indiscreta (padres, hijos, abuelos y nietos) estamos literalmente enganchados a los dispositivos móviles. En esta Red cada vez hay más alternativas, ‘más’ tentadoras, y las de siempre se refuerzan para no perder terreno ni posicionamiento.

Parece mentira que lo que hacemos algunos nada más despertarnos sea comprobar qué mensajes hemos recibido mientras dormíamos y aún no hemos leído, a veces antes de encender la luz.

Los últimos estudios dicen que más de la mitad de los jóvenes y no tan jóvenes sienten soledad, molestia e incluso ansiedad cuando no tienen el móvil cerca o no lo pueden consultar.

Las tareas diarias y sobre todo la concentración en el trabajo y/o estudio se ven alteradas y bombardeadas por esa necesidad de ver y/o responder a mensajes indiscriminados de manera inmediata.

No solo los jóvenes presentan este comportamiento, estudios recientes demuestran que el 59% de los padres sienten la necesidad de responder inmediatamente a los mensajes que reciben. (Ir a estudios recientes)

El 36% de los papás sienten que pierden el tiempo haciendo uso de los dispositivos; y es que las posibilidades de distraerse con ellos son muchas y no cabe duda que van a ser más.

Debemos de recordar que nuestros hijos son lo que ven y sobre todo lo que ven hacer a sus padres. Debemos ser conscientes y buscar algunos antídotos para ser buenos ejemplos y evitar estar tan enganchados a esta Red Indiscreta.

(Quiero dedicar este artículo a un gran amigo, amante del cine, filósofo y profesor de filosofía: Mariano Ros)

Fuente de la noticia: Pew Research Center Internet & Technology

TikTok ¿Una nueva red social?

TikTok no es una nueva red social, nació en septiembre de 2016 y es una plataforma para crear pequeños vídeos de música imitando a los cantantes más populares o bailando o pasándolo bien. Es propiedad de una compañía china y cuenta con gran presencia en el mercado asiático (medio millón de usuarios registrados). Es la app más descargada en el primer trimestre de 2018.

Tiktok es noticia porque se ha fusionado con Musical.ly creando una plataforma única que conserva el nombre de TikTok.

Como ya hemos comentado en el blog en otros artículos, Musical.ly es una plataforma para crear vídeos cortos bailando al ritmo de las canciones más populares del momento. Musical.ly no ha parado de crecer entre los jóvenes, cuenta con 100 millones de usuarios activos mensuales.

Los usuarios de Musical.ly al actualizar su app pasarán automáticamente a convertirse en TikTok manteniendo su configuración establecida, vídeos creados, seguidores, etc.

La nueva red social, unión de las dos, ofrece mayores capacidades para creación de vídeos, además de nuevas características, funciones, filtros y efectos.

Está claro que esta unión va a dar mucho que hablar.

Cinco consejos para ti como educador

  1. Habla con tu hijo sobre las redes sociales indicándole lo importante que es aplicar el sentido común
  2. Transmítele la importancia de la privacidad; hazle pensar: ¿enseñarías eso a tu madre?
  3. Hay tiempo para todo. Hay que saber administrar el tiempo y conseguir no estar tan apegado al dispositivo
  4. Las imágenes que se publican en internet son indelebles y dejan huella. Juntas confeccionan tu reputación on-line. El día de mañana puedes no conseguir el trabajo que te gusta por haber hecho tonterías en la internet
  5. Respeto a los demás; además de que el acoso (ciberbullying) es un delito, evita publicar imágenes que puedan hacer sufrir a los demás

Que no te enrede la red, escapa

Todos sabemos que las redes sociales tienen su nicho de mercado en los jóvenes y está claro que no quieren que se les escape ninguno, ninguno. Un administrador de una red social llegó a decir hace unos días: “Si empiezas a censurar mucho en la red social, la gente pierde interés por ella y al final perdemos dinero”. Para ellos la red es su negocio y para ti y para mi nuestro mejor negocio es nuestra familia. Hay quien afirma que por ese motivo los creadores de las redes sociales no quieren que sus hijos estén en ellas.

Como todo en la vida las redes sociales evolucionan, para lo bueno y para lo malo, y por lo que parece algunas tienen tendencia por lo peor.

Después de leer varios artículos de las típicas redes sociales donde están nuestros hij@s y que siempre me habían parecido inofensivas, me he intranquilizado y me ha hecho pensar. Como diría Don Quijote “En otras casas cuecen habas y en la mía a calderadas”

El problema incide en que los creadores de la redes sociales saben que el protagonista de la red es el joven y, por ello, van a utilizar estrategias para que se sienta bien, acercándole “lo más” para que se sienta lo más cool. Pero cuidado esto se puede ir de las manos. Las redes le van a invitar, por medio de imágenes, vídeos y comentarios, a ser el mejor Influencer, el Youtuber de los Youtubers.

Como educador te lo voy a decir en términos taurinos: tienes que estar en el arte de templar y en la suerte de poner varas. O dicho en cristiano: te interesa sacar estos temas con tu hij@, comunicándole tus inquietudes.

Uno de los artículos que he leído es sobre la red social Musical.ly. Una red encantadora para los más jóvenes. Les permite crear y ser los protagonistas de pequeños vídeos de música. El artículo se llama “Esto es lo que todo padre debería saber sobre la red social Musical.ly”;  no tiene desperdicio.
Habla de que la red te invita a mostrar tu lado más sexi (ropa, gestos, letras de canciones). Te puedes imaginar que esto se va de las manos rápidamente. Por ponerte un simple ejemplo, algunos niños etiquetan sus vídeos con palabras como thot – abreviatura de That Ho Over There (“esa puta de ahí”) – o fgirl, hottie, sxy, whooty y sin, … (Ir al artículo)

Otro artículo ha sido “Facebook no elimina vídeos con violencia infantil de la plataforma porque ‘si censuras mucho la gente pierde interés'”
El artículo está escrito por un reportero encubierto, infiltrado en uno de los centros de moderación más grandes de Facebook. Varios ejemplos que se describen en él: vídeo de un niño de 2 o 3 años golpeado; páginas de grupos extremistas que los administradores protegen por tener muchos seguidores; … (Ir al artículo)

A todo esto, internet deja huella, todo lo que se hace y se dice es indeleble y configura nuestra reputación online. Vale la pena tener sentido común y ser consciente de que si la red te enreda … escapa, antes de que te asfixie

Te dejo un vídeo de Carlos Fernández Guerra (Community Manager de Policia 2.0)

Afianza la autoestima de tu hijo/a

Está claro que la comunicación ha cambiado radicalmente, estamos en contacto con el mundo exterior de forma ininterrumpida. Los dispositivos móviles y las redes sociales han sido la causa, toda una revolución.

Estamos conectados las 24 horas del día, los 7 días de la semana y sin darnos cuenta vamos perdiendo nuestra intimidad, dando a conocer nuestro estado de ánimo, mostrando fotos de lo que hacemos, los lugares que frecuentamos y que visitamos, compartiendo publicaciones y noticias que indican nuestro punto de vista y descubren nuestra opinión a diestro y siniestro, … Nos estamos volviendo transparentes.

Esta “continua comunicación” hace que sea relativamente fácil que alguna de estas relaciones se deteriore y pueda llegar a agriarse. En alguna ocasión los malos entendidos, las envidias, …, puede dar lugar al acoso, más teniendo en cuenta que hay quien aún piensa que internet es anónimo.

Te dejo un vídeo donde indica cómo reportar acoso en las principales redes sociales:

Permíteme escribir algunas reflexiones educativas de Antonio Crespillo extraídas de su libro #EdúcameDespacioQueCrezcoDeprisa en cuanto a la importancia de la autoestima:

Los hijos desean sentirse queridos, satisfechos y valiosos. Tus hijos vivirán los valores que practiquéis, no los que prediquéis.

Enséñale que no hay que juzgar, que todos tenemos nuestras rachas buenas y malas. Todos tenemos derecho a equivocarnos, yo también. Nadie es perfecto. (Con qué facilidad olvido esto)

El hijo llegará a confiar en sí mismo si ha experimentado la confianza en sus padres. La indiferencia de los padres mata la autoestima.

Los hijos con una sana autoestima asumen tanto el éxito como el fracaso: de ambas situaciones se aprende.

La sociedad les enseña mucho sobre el mundo exterior, pero cada vez saben menos de su mundo interior. Eso es tarea vuestra.

Debéis conseguir que cada hijo/a se sienta una parte integrante e importante de la familia.

Para terminar, recuerda que nuestra labor de padres no termina nunca.

Libro: #EdúcameDespacioQueCrezcoDeprisa

Utiliza internet con cabeza, evita ser un delicuente

Internet va en serio ¿Y tú? En ocasiones podemos olvidar que Internet no es el Salvaje Oeste, aunque lo parezca. La ley se aplica en internet. Situaciones de ciberacoso, ciberbullying, sexting, grooming, phising, pharming o carding; o lo que es lo mismo: acoso, amenazas, coacciones, revelación de secretos, delitos sexuales, violencia de género o estafas están al orden del día.

Crear hábitos en el uso de los dispositivos móviles puede evitar caer en conductas inadecuadas, incluso delictivas, en muchas ocasiones sin ser conscientes de ellas.

Nos viene genial para documentar este artículo la “Guía de Protección y Prevención de Delitos” elaborado por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Repasemos algunas de estas situaciones:

En internet compartimos todo sin darnos cuenta (oversharing) y ¿pedimos permiso para ello?: datos personales (propios y de terceros), fotografías, vídeos o audios. Esto puede suponer sanciones administrativas e incluso penales (delito de descubrimiento y revelación de secretos y contra la integridad moral).

Las amenazas o coacciones son delito, se denomina ciberacoso o ciberbullying si se produce entre menores. Si el autor es un menor la pena puede repercutir en sus padres y/o educadores.

Son delitos las calumnias e injurias y si se realizan por Internet las penas que se imponen se agravan. No debemos olvidar que Internet proporciona una falsa sensación de anonimato que no existe, todo lo que se publica en internet deja rastro.

Cualquier acto de violencia física y psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad, que se realice contra mujeres por parte de quien sea o haya sido su cónyuge o de quien esté o haya estado ligado a ella por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia, es Violencia de Género.

Cuando en Internet se utiliza la identidad de otra persona para hacerse pasar por ella o para decir u ofrecer algo en su nombre se está suplantando su identidad y, además de constituir un ataque contra la privacidad, puede dar lugar a que se cometan varios tipos de delitos.

En el documento de la AEPD encontrarás ejemplos de casos de suplantación de identidad constitutivos de delito.

Publicar en las redes sociales fotografías que inciten al odio de personas, por ejemplo, por su origen, religión, orientación sexual, y etiquetarlas con mensajes ofensivos es un delito de odio. Cuando estos actos se cometen por medio de Internet o mediante el uso de las TIC puede verse agravada la sanción

En el documento de la AEPD encontrarás más circunstancias que ocasionan delitos, e incluso hay un capítulo dedicado a “Cómo Evitar Cometer Delitos y otro con “Consejos para no ser Víctima. TE ANIMO A LEERLOS. También encontrarás los artículos del código penal relacionados con estos delitos.

Desde aquí damos las gracias  a la Agencia por abrirnos los ojos. GRACIAS !!! 😉

Informe de la AEPD: https://www.aepd.es/media/guias/guia-proteccion-datos-y-prevencion-de-delitos.pdf

La tecnología no es neutral, somos modelo de negocio para las empresas tecnológicas

Yo era un diseñador ético en Google. Estudiaba, junto a un montón de gente, cómo controlar los pensamientos de forma ética. Hay una cantidad de técnicas de persuasión que aprendí en un laboratorio de la universidad llamado ‘Lab. de Tecnología Persuasiva’, para capturar la atención de la gente.

Tristan Harris, un diseñador ético y filosófico de Google, ha iniciado una cruzada para hacernos ver que las empresas tecnológicas buscan secuestrar nuestra atención, nuestro tiempo. Habla de la adicción que puede causarnos la tecnología.

Mucho se ha escrito y se ha dicho sobre cómo los medios de comunicación nos dirigen y nos manipulan. Hoy en día, este ámbito de influencia se ha trasladado a las empresas tecnológicas. Lo hacen muy bien, no nos damos ni cuenta. Estas empresas no lo hacen con mala intención, somos su modelo de negocio, la forma con que ganan dinero. Compiten entre ellas para que caigamos en sus redes.

Internet no evoluciona al azar. El modelo de negocio de las empresas tecnológicas consiste en “ganar adictos” por medio de distintas técnicas de persuasión para capturar nuestra atención. Nuestra atención y nuestro tiempo son limitados y para ellos son dinero.

Las empresas ganan dinero robándonos nuestro tiempo y nuestra atención, haciendo que permanezcamos en sus sitios web. Esta adicción se traduce en ir haciendo clic o visualizando aquello que ellos quieren que visitemos o veamos.

La tecnología no es neutral, está cambiando la manera en que tenemos nuestras conversaciones, está cambiando nuestra visión política y democrática, está cambiando la relación entre las personas.

Lo más importante es que debemos reconocer que somos persuasibles para poder protegernos y no caer en la adicción.

Con toda la información que les aportamos y que les regalamos con nuestros clics, somos un blanco perfecto para que nos conduzcan a su terreno. Somos demasiado transparentes, somos traslúcidos.

Google Family Link

Hoy en día no resulta nada alarmante decir que padres y educadores estamos un poco despistados y preocupados con el uso, desmedido y descontrolado, que hacen nuestros hijos con los dispositivos móviles. ¿A qué se conectan? ¿Con quién? ¿Qué apps utilizan? ¿Qué descargan? ¿A qué hora? ¿Cuánto tiempo? ¿Se conectan cuándo dormimos?

Si quieres poner un poco de orden en el uso de los dispositivos de tus hijos, la megaconocida empresa Google ha sacado ya en España la app Google Family Link . Por medio de esta app vamos a poder poner reglas digitales básicas de funcionamiento, es decir, educar en el mundo virtual con medios virtuales. Ya hemos dicho muchas veces que: no funciona prohibir, lo que funciona es educar.

Esta herramienta te permite …

  • además de saber cuánto tiempo pasa “enganchado” al dispositivo y a qué horas, tú vas a poder poner límites;
  • bloquear el dispositivo de tu hijo de manera remota cuando sea la hora de acostarse o de hacer un descanso;
  • además de saber dónde se conecta, qué sitios web visita, vas a poder definir a qué sitios no debe entrar (por ejemplo, por tener contenidos inapropiados); Hay que dejar claro que esta herramienta no bloquea “todo” el contenido inapropiado;
  • autorizar descargas y compras en internet, y limitar la visibilidad del contenido en Google Play Store según la clasificación de contenidos recomendados por edades;
  • gestionar ajustes como, por ejemplo, Búsqueda Segura para la Búsqueda de Google.
  • además podrás localizar el dispositivo de forma remota; bloquear el móvil en caso de perdida.

Si quieres saber más sobre qué necesitas para instalar esta app puedes hacer clic aquí

Web oficial de Google Family Link: https://families.google.com/intl/es/familylink/

Despréndete del móvil

El móvil se ha convertido, en muy poco tiempo, en una herramienta insustituible. Lo consultamos continuamente y en él tenemos almacenada parte de nuestra vida. No es extraño salir a la calle y ver personas haciendo uso del móvil en cualquier situación y en cualquier lugar. En ocasiones da la impresión de que se está más pendiente del móvil que de las personas.

Esto lo han aprendido rápidamente nuestros hijos y sin querer les estamos enseñando, con nuestro ejemplo, a ser dependientes del móvil.

Un plan de acción para intentar cambiar esta situación es darle al móvil la importancia real que tiene.

En esta línea, también con nuestro ejemplo, podríamos enseñarles a saberse desenganchar de los dispositivos. Por poner algunos ejemplos: podríamos empezar por no tener el móvil a la vista, sobre todo si estamos trabajando, haciendo una actividad, comiendo o en una tertulia; a no utilizarlo cuando estamos con otras personas evitando que por curiosidad se nos vaya la vista al móvil; a ponerlo en silencio o incluso en modo avión cuando vamos a descansar o a entrar en una reunión; …

Otra línea de este plan de acción podría ser aprender a no crearse necesidades, por ejemplo, de tener una marca de móvil o un modelo concreto, por veleidad, por vanidad o por comodidad. Este es un buen ejemplo de desprendimiento, estar a gusto con lo que se tiene.

Otra línea puede ser valorar lo que cuestan las cosas y, concretamente, lo que cuesta un dispositivo móvil. Para ello podemos empezar cuidándolo, aunque no sea ni mucho menos el último modelo; no dejarlo en cualquier sitio; llevarlo en un lugar adecuado evitando que se pueda caer, lo podamos perder o que nos lo puedan robar.

Tres ideas para ser desprendido de los dispositivos:

  • Buscar ocasiones de desengancharse
  • No crearse necesidades
  • Valorar las cosas

 

Descubre el enredado mundo de internet

A %d blogueros les gusta esto: