Generación Z, sus protagonistas: hijos, padres y educadores

Los hijos (edad difícil)

Estos chic@s han nacido no con un pan sino con una Tablet bajo el brazo. Los dispositivos móviles no tienen ningún secreto para ellos.

Conocen los dispositivos y si no los conocen les cuesta muy poco saber qué esconden. Tabletas, smartphones, ebooks, ipads, ipods, androids, iphones, …, no les tienen ningún miedo ni respeto, no tienen secretos para ellos. Juegan con lo que nosotros trabajamos. Son autodidactas. Internet siempre estuvo ahí para ellos.

En su tiempo libre escuchan música desde sus dispositivos o ven vídeos y series, juegan online y chatean con sus amigos. Son capaces de chatear y hablar con el móvil, mientras ven una serie, escuchando música de fondo.

Cómo son estos chic@s

  • Son nativos digitales, tecnológicamente muy conectados, tecnodependientes. En internet están como pez en el agua.
  • Son impacientes e impulsivos, ellos desean resultados inmediatos.
  • Son muy individualistas y creen en ellos mismos en exceso. Suelen ser solitarios. Valoran poco la familia.
  • No les preocupa su privacidad en internet.
  • Internet es una extensión de su vida real, al dejar a los amigos sigue comunicado con el mundo exterior a través de redes sociales y programas de mensajería (Facebook, Instagram, Twitter, Tumblr, WhatsApp, Snapchat, YouTube, Telegram, …)
  • Les resulta más fácil comunicarse por internet que cara a cara.
  • La Generación Z cuenta con un coeficiente intelectual que sobrepasa a las anteriores generaciones según un estudio realizado en la Universidad de Stanford (EE. UU.)

Padres un tanto despistados (… ¿en las nubes?)

La falta de determinación de esta generación hace que sus padres estén algo despistados. Aparentemente los hijos piensan que lo saben todo, que los padres no les aportan nada. Que sus padres no les entienden. Por todo ello, con ell@s hay que tener paciencia y no desfallecer.

Los padres no deben de hacer cosas raras, deben aplicar el sentido común.

Los padres deben educar con el ejemplo. Mucha cuidado con que seamos nosotros los padres los que tengamos esos problemas de desconexión de los dispositivos, que no podamos apartarnos de nuestro móvil.

Padre y madre educan cada uno a su manera. Los dos deben estar presentes en la educación de cada hij@.

No hay que ponerse en su lugar, las cosas son como son. Enséñale a madurar, a ser fuerte.

Proponle hacer cosas para ocupar su tiempo ocioso: que te ayude a hacer la cena, enséñale cómo se hace una tortilla de patatas, un huevo frito, una hamburguesa. Vete con él a la librería y cómprale un libro. ¿Cuidar plantas?

Pregúntale de vez en cuando. Hay que preguntar, no interrogar. Que no solo hablé él.

Mucho ánimo, pronto descubrirán las sensaciones positivas de contar sus cosas de tú a tú y los beneficios de sonreir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s