El Papa Francisco en las conferencias TED

Es bastante normal en este blog ver vídeos de las conferencias TED. Son de “super-actualidad”.
Nos ha llamado la atención ver al Papa Francisco en este tipo de eventos, aunque pensándolo bien, su mensaje encaja perfectamente, es un gran comunicador. Transcribo parte de su discurso:

El título, me ha gustado mucho: “The Future You”: el futuro está hecho de ti. La vida fluye a través de las relaciones. La existencia de cada uno está ligada a la del otro: la vida no es tiempo que pasa, sino tiempo de encuentro.

Todos necesitamos los unos de los otros, ninguno de nosotros es una isla, un yo autónomo e independiente del otro. Solamente podemos construir el futuro juntos, sin excluir a nadie.

Pero todo está vinculado. También ese duro juicio que llevo en el corazón contra mi hermano o mi hermana, esa herida no curada, ese mal no perdonado, ese rencor que solo me hará daño, …

Muchos hoy, por diversos motivos, no parecen creer que sea posible un futuro feliz. Estos temores se pueden superar, si no nos cerramos en nosotros mismos. La felicidad solo se experimenta como el don de armonía de cada uno con el todo.

Qué maravilloso sería si el aumento de las innovaciones científicas y tecnológicas correspondiese también con una mayor equidad e inclusión social. Qué maravilloso sería si, mientras descubrimos nuevos planetas, descubriésemos las necesidades del hermano y la hermana que orbitan a mi alrededor.

Fraternidad, esta palabra tan bonita y a veces incómoda. Solidaridad, una palabra que muchos quieren quitar del diccionario. La solidaridad es una respuesta libre que nace del corazón de cada uno. Sí, ¡una respuesta libre!

Tenemos mucho que hacer, y debemos hacerlo juntos. Pero, ¿cómo hacer con todo el mal que respiramos? Cada uno de nosotros puede ser una vela iluminada que nos recuerda que la luz prevalece sobre las tinieblas.

Para nosotros cristianos el futuro tiene nombre, y este nombre es esperanza. Tener esperanza no significa ser optimistas, ingenuos, ignorantes del drama de los males de la humanidad. La esperanza es la puerta abierta al porvenir. Es una semilla de vida, humilde y oculta, que con el tiempo se transforma en un gran árbol. Basta un solo hombre para que haya esperanza, y este hombre puedes ser tú. Después otro ““, y otro ““, y entonces somos “nosotros“. Y cuando hay un “nosotros“, ¿comienza la esperanza? No, ya ha comenzado con el ““. Cuando hay un nosotros, comienza una revolución.

El tercer y último mensaje que me gustaría compartir hoy es sobre la revolución de la ternura. ¿Qué es la ternura? Es el amor que se acerca y se hace concreto. La ternura no es debilidad, es fortaleza. Es el camino de la solidaridad, el camino de la humildad.

El futuro de la humanidad no está solo en manos de los políticos, de los grandes líderes, de las grandes empresas. Sí, su responsabilidad es enorme. Pero el futuro está sobre todo en las manos de las personas que reconocen al otro como un “” y a sí mismos como parte de un “nosotros“. Necesitamos los unos a los otros. Y por eso, por favor, recuérdenme también con ternura, para que lleve a cabo la tarea que me ha sido encomendada para el bien del otro, de todos. De todos Uds., de todos nosotros. Gracias.

El Papa Francisco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s